Covid-19

Minsa se prepara para futuro repunte de casos

Minsa se prepara para futuro repunte de casos
El Ministerio de Salud y la Caja de Seguro Social han optado por realizar hisopados a las personas, ya sea que presenten síntomas del nuevo coronavirus o no. Agustín Herrera

Miembros del Consejo Consultivo de Salud apuntan que, tras la flexibilización de las medidas restrictivas y la reapertura de más actividades económicas, podría ocurrir un repunte de casos a partir de la segunda mitad del mes de septiembre y principios de octubre.

Francisco Sánchez Cárdenas, exministro y miembro del Consejo Consultivo, subrayó que, frente a esta situación, el Ministerio de Salud (Minsa) se prepara con mayor capacidad en los hospitales y se realizan más de 4 mil pruebas por día.

Actualmente, hay 89 mil 982 casos de la Covid-19 en el país, lo que representa el 2% de la población total de Panamá (4.2 millones). No obstante, luego del 14 de septiembre, cuando se dejen sin efecto los salvoconductos, podría aumentar el número de contagiados.

Para el especialista en salud pública Jorge Motta, hay que buscar un equilibrio entre economía y salud, a fin de que el país avance en los próximos meses.

El 2% de la población se ha contagiado

La flexibilización de algunas medidas restrictivas y la reapertura de varias actividades económicas a partir del próximo mes, ocurren cuando la Covid-19 alcanzó al 2% de la población total del país.

Según los últimos reportes del Ministerio de Salud (Minsa), desde que se comunicó el primer caso en el país, el pasado 9 de marzos, los contagios confirmados por medio de hisopados suman ya cerca de 90 mil.

Pero, ¿qué viene ahora, con una tendencia a la estabilización de casos en el país?

Médicos especialistas, como Francisco Sánchez Cárdenas, Juan Miguel Pascale y Jorge Motta, coinciden en que en esta etapa que se avecina debe haber un equilibrio entre la parte de salud y la económica. También son conscientes de que puede ocurrir un repunte de casos luego de la reapertura.

Como se recordará, el Minsa informó que si los indicadores son favorables y se mantiene la tendencia actual, el 7 de septiembre se permitirá la reactivación de los proyectos de construcción, el Área Económica Panamá Pacífico, la Zona Libre de Colón y otras zonas francas, además de las sastrerías, modisterías, zapaterías, lava autos, marinas privadas y la pesca deportiva.

Para el 14 de septiembre, se prevé levantar la restricción de movilidad por género y quedarán sin efecto los salvoconductos, con un toque de queda de 11:00 p.m. a 5:00 a.m. Además, si los indicadores se mantienen, el 21 de septiembre se reactivarán las actividades deportivas federativas, sin público.

Repuntes

Para el exministro de Salud y miembro del Consejo Consultivo Francisco Sánchez Cárdenas, es muy probable que haya un repunte de casos a finales de septiembre, si se toma en cuenta que desde el 14 de ese mes será levantada la restricción de movilidad por género y quedarán sin efecto los salvoconductos.

Pero, más allá de que aumenten los casos, Sánchez Cárdenas considera que lo principal es estar preparados para enfrentar dicho panorama. “Nos venimos preparando con más camas hospitalarias, más personal de salud, así como detectando a los positivos en las comunidades”, dijo.

En palabras del exministro, si se mantiene la tendencia actual de casos, el 5% de la población podría haberse contagiado a finales de año.

Agregó que uno de los puntos clave será el cumplimiento de las medidas sanitarias a partir del 7 de septiembre, cuando se pongan en marcha obras de construcción públicas y privadas.

Recordó que hay obras estatales, como la línea 3 del Metro, el cuarto puente sobre el Canal y el nuevo Hospital del Niño, que están en agenda del Gobierno para arrancar próximamente.

En el caso del nuevo hospital, se informó recientemente que el proceso está en la fase de elaboración de contrato y que el proyecto arrancaría este año. Las autoridades del centro solicitaron al Minsa su pronta ejecución.

Aislamiento

El cardiólogo y exdirector del Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios de la Salud (Icges) Jorge Motta indicó que, ante cualquier repunte de casos, la “hoja de ruta” a seguir es elevar el número de pruebas diarias para detectar casos positivos y fortalecer el aislamiento de estos, y decretar cuarentena en áreas donde se note un excesivo aumento de positivos.

“También hay que ayudar a los necesitados”, señaló Motta en relación con los positivos que viven en comunidades de escasos recursos y que no tienen las condiciones para hacer una cuarentena de forma correcta.

Más pruebas: OPS

Sobre las pruebas que se practican en el país, el más reciente informe de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) precisa, con datos hasta el pasado 23 de agosto, que en el mes de julio se procesó un promedio de 2 mil 866 pruebas por día.

En lo que va del mes de agosto se ha realizado un promedio de 3 mil 567 pruebas por día, con un promedio móvil de 4 mil 792 en la última semana (entre el 17 y el 23 de agosto), lo que representa un incremento de 60% con relación a la semana anterior, y una marcada reducción del porcentaje de positividad, de 34.2% a 18.7%.

Los países que han logrado controlar el virus tienen un porcentaje de positividad de 10% o menos, según las autoridades de salud.

“Se requiere una constante y real conversación que produzca consensos entre los encargados de tomar decisiones en salud, las organizaciones cívicas y los grupos empresariales”, dijo Motta sobre cómo se puede sobrellevar el tema de salud y el económico con la reapertura que se avecina.

A su vez, el director del Gorgas, Juan Miguel Pascale, coincidió con Sánchez Cárdenas en que a finales de septiembre habrían más casos. “Lo que se ha visto en otros lugares es que a medida que se abren más bloques, hay más exposición al virus. Eso es lo que uno esperaría en el país”, expresó.

Destacó que se están haciendo muchas más pruebas, con una campaña agresiva que busca identificar la mayor cantidad de casos en las comunidades, para, con ello, cortar la cadena de transmisión.

Hábitos e inseguridad

El sociólogo Danilo Toro señaló que estos casi seis meses de pandemia han servido para adquirir nuevos hábitos. “Lo que vamos a tener el otro mes es la puesta a prueba de esos nuevos hábitos sanitarios, económicos y sociales aprendidos en pandemia”, dijo, y agregó que para esto deben estar preparados el Gobierno, los empresarios y la ciudadanía.

Otro aspecto al que se refirió es que los riesgos sociales, entre ellos la criminalidad y pobreza, aumentarán.

Ante esto, por ejemplo, entidades como el Ministerio de Seguridad pusieron en marcha un centro en Colón, donde se instalaron más de 400 cámaras. Se trata de un plan piloto que, si funciona, se llevaría a todo el país.

Las cámaras permiten el reconocimiento facial y de placas, lo cual ayuda a la Policía Nacional en esa provincia, donde los índices de criminalidad son elevados.

Antes de cualquier futuro escenario social y, como se anunció esta semana, los principales indicadores para la apertura gradual del país son: mantener el índice de reproducción efectiva (Rt) por debajo de 1, la letalidad debe ser menor de 3% y la disponibilidad de camas en sala y en unidades de cuidados intensivos de los hospitales debe estar en 20% y en 15% o más, respectivamente.

Edición Impresa