ESTADOS UNIDOS

Al menos 7 muertos y 30 mil refugiados tras Harvey

Al menos 7 muertos y 30 mil refugiados tras Harvey
Los damnificados tratan de salvar lo poco que quedó de sus pertenencias.

La tormenta tropical Harvey provocó inundaciones históricas que dejaron al menos 7 personas muertas en Texas y obligaría a otras 30 mil a abandonar sus hogares, luego de que funcionarios advirtieron ayer lunes que el nivel del agua aumentaría en los próximos días.

Miles de soldados de la Guardia Nacional, policías, socorristas y civiles se movilizaban en helicópteros, botes y camiones acondicionados especialmente para inundaciones para rescatar a cientos de personas que se cree que siguen atrapadas en Houston, la cuarta ciudad más grande de Estados Unidos. La tormenta se convirtió en la más poderosa que ha azotado a Texas en más de 50 años al tocar tierra el viernes cerca de Corpus Christi, a unos 354 kilómetros al sur de Houston.

Su paso dejó al menos siete muertos en la zona, de acuerdo a autoridades locales. Mientras las familias revisaban atónitas los restos de sus casas destruidas a lo largo de la costa de Texas, en el golfo de México, donde los caminos que no resultaron inundados estaban cubiertos de escombros, el gobernador del estado, Greg Abbott, advirtió a los residentes de Houston que se preparen para un largo periodo de perturbaciones.

“Necesitamos reconocer que esta será una situación normal nueva y diferente para toda la región”, dijo Abbot a periodistas tras recorrer la golpeada ciudad litoral de Corpus Christi. Meteorólogos esperan que Harvey permanezca sobre la costa del golfo de México, en Texas, durante los próximos días, precipitando entre 25 y 51 centímetros adicionales de lluvia, por lo que la amenaza de inundaciones se extendió al vecino estado de Luisiana.

En escenas que recordaron la devastación provocada por el huracán Katrina en Nueva Orleans en 2005, equipos de la Policía y la Guardia Costera han rescatado a unas 2 mil personas hasta el momento, muchas desde los tejados de sus viviendas, gracias a la ayuda de helicópteros. Las autoridades creen que cientos de personas siguen atrapadas en casas inundadas.

El centro de la tormenta estaba ayer lunes a 137 kilómetros al sur-suroeste de Houston y el pronóstico es que gire lentamente hacia la ciudad para mañana miércoles y que las peores inundaciones se produzcan entre ese día y el jueves. En el área metropolitana, donde viven cerca de 6.8 millones de personas, las escuelas, aeropuertos y oficinas estaban cerradas.

Edición Impresa