PANDEMIA

Ocupación de camas de UCI alcanza el 59%

Ocupación de camas de UCI alcanza  el 59%
Las autoridades de salud buscan captar casos en las comunidades para cortar la transmisión a través de los equipos de trazabilidad. Roberto Cisneros

El informe de situación de país de la Organización Panamericana de la Salud da cuenta de que hay una ocupación de 57% de las camas de hospitalización en sala, y de 59% en las unidades de cuidados intensivos (UCI).

Francisco Sánchez Cárdenas, miembro del Consejo Consultivo de Salud, dijo que hay un escenario favorable en el país, pero la meseta de casos diarios, que oscila entre 600 y 700, es alta.

El Ministerio de Salud (Minsa) reportó ayer 798 casos y 15 muertes nuevas por el virus. Además, hay 547 hospitalizados en sala y 119 en UCI.

Alta meseta de casos; apelan a responsabilidad ciudadana

Panamá presenta actualmente un “entorno favorable” en medio de la pandemia causada por la Covid-19, en el que hay menos fallecimientos, una amplia disponibilidad de camas hospitalarias y un alto número de pruebas.

Esa fue la descripción que hizo Francisco Sánchez Cárdenas, exministro y miembro del Consejo Consultivo de Salud, sobre la situación del país. También recordó que si bien los casos permanecen estables, la población debe saber que se trata de una “meseta alta” de casos nuevos de Covid-19.

“No es una meseta de 200 o 300 casos. Estamos hablando de 600 y 700 casos diarios. Eso quiere decir que aún el virus está muy arraigado en la comunidad y cada ciudadano debe ser responsable con su entorno”, planteó Sánchez Cárdenas.

Pero, ¿qué dicen las estadísticas sobre lo manifestado por el especialista? Al 27 de octubre de 2020, a nivel nacional se tiene una ocupación del 57% de las camas de hospitalización en sala, y del 59% de camas en las unidades de cuidados intensivos.

Ocupación de camas de UCI alcanza  el 59%


En sala, hay disponibles 2 mil 327 de un total de 5 mil 380 camas, y en cuidados intensivos, 246 de 603.

El 51% (334) de los pacientes severos y críticos se distribuye en las instalaciones de salud de la Caja del Seguro Social (CSS); el 46% (300), en las del Ministerio de Salud, y el 3% (21), en hospitales privados de Panamá.

En su informe de situación de país, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) precisó que en la última semana, hasta el 25 de octubre, los ingresos de pacientes a sala se redujeron en 16%, mientras que la cantidad de contagiados en intensivos permaneció estable, con un promedio de 120.

Decesos

El país pasó de mostrar una “tendencia descendente” de muertes causadas por la Covid-19, a una “tendencia estable” en los últimos tres meses. En ese contexto, se observó una tendencia descendente en el mes de agosto, con un promedio de 19 decesos diarios.

No obstante, entre agosto y septiembre se registró una tendencia estable, con un promedio diario de 12 defunciones el mes pasado, una cifra que sigue a la baja, con un promedio de 10 fallecidos al día en octubre.

Si bien a lo interno las tendencias son positivas, a nivel de Centroamérica, Panamá lidera varias estadísticas.

Por ejemplo, con un acumulado de 2 mil 633 defunciones hasta el 25 de octubre, Panamá ocupa el segundo lugar entre los países de Centroamérica con mayor número de muertes, después de Guatemala, que reporta 3 mil 644.

En tercer lugar está Honduras, con 2 mil 617 fallecidos; le sigue Costa Rica, con mil 282.

Sin embargo, cuando el análisis se hace tomando en cuenta la cantidad de población, el país lidera las tasas.

Según la OPS, Panamá registra una tasa de mortalidad de 61.5 por cada 100 mil habitantes. Después está Honduras, con 30.3 por cada 100 mil personas; seguido de Costa Rica (con 25.4) y Guatemala (con 20.2).

La tasa de Panamá está por encima, incluso, de la tasa de mortalidad promedio para América, de 60.2 por cada 100 mil habitantes.

Las pruebas

Desde el 16 de agosto, el país viene reportando un incremento en el promedio móvil de pruebas por día, sobre las 5 mil, hasta llegar a 6 mil 400 pruebas diarias en promedio en la última semana (según datos hasta el 25 de octubre).

Mientras, el pico máximo del porcentaje de positividad se alcanzó el 16 de agosto, con 38.66%, pero durante la última semana dicho porcentaje promedio fue de 9.6%, lo que representa una reducción del 75%.

Para la Organización Mundial de la Salud (OMS), uno de los criterios epidemiológicos para valorar que la pandemia está controlada es que “menos del 5% de las muestras analizadas dan positivo para Covid-19, al menos durante las dos últimas semanas, siempre y cuando la vigilancia de casos sospechosos sea integral”.

Precisamente, esta semana el Ministerio de Salud anunció que hará pruebas al azar en playas y otros sitios públicos para detectar la Covid-19, lo que prendió las alarmas entre quienes advierten que se trata de otra muestra de autoritarismo en medio de la pandemia.

Sin embargo, Sánchez Cárdenas dijo que cualquier iniciativa para controlar el virus es buena. “La vida es un derecho humano y eso es lo que se busca con estas medidas. Eso es en beneficio de las propias familias que van a la playa. Hay que recordar que la meseta es alta”, concluyó.

A juicio del especialista en salud pública Jorge Luis Prosperi, todo este avance, tanto de los indicadores epidemiológicos y de capacidad de nuestro sistema de salud, así como de los relacionados con la reapertura económica, se ha conseguido a costa de grandes sacrificios, cada quien cumpliendo su parte, tanto el gobierno como las empresas privadas y la población.

Destacó, empero, que eso puede irse por la borda si la población se relaja. Su mensaje fue claro: urge redoblar la disciplina ciudadana, evitando caer en la llamada fatiga pandémica, caracterizada por una desmotivación para seguir las medidas sanitarias recomendadas y una disminución del interés por informarse sobre la situación. La amenaza del virus sigue presente con la misma intensidad.

Edición Impresa