Orden de arresto en Alemania para Mossack y Fonseca

Orden de arresto en Alemania para  Mossack y Fonseca
Panamá inició varias líneas de investigación desde que se dio a conocer la filtración de más de 11 millones de documentos de la firma. Archivo

Las autoridades alemanas emitieron órdenes de arresto contra Jürgen Mossack y Ramón Fonseca Mora, expropietarios de la firma de abogados Mossack Fonseca.

La información la dio a conocer el periódico alemán Süddeutsche Zeitung, cuatro años después de que una investigación del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) revelara que el bufete panameño confeccionó sociedades que habrían facilitado prácticas irregulares en distintas partes del mundo.

El medio alemán aseguró que la Fiscalía de Colonia confirmó la existencia de dos órdenes de arresto internacionales y, aunque la fiscalía no precisó nombres, según el diario se trataría de Jürgen Mossack y Ramón Fonseca.

Panamá inició varias líneas de investigación desde que se dio a conocer la filtración de más de 11 millones de documentos de la firma. La orden de detención en Alemania implicaría que Mossack y Fonseca serían detenidos en cualquier país de la Unión Europea.

Este medio pidió su versión. La abogada Guillermina McDonald habló en nombre de los dos. Dijo que los clientes de Mossack y Fonseca eran profesionales: bancos, fiduciarias, contadores, abogados, quienes les solicitaban a ellos sus servicios [sociedades] para después venderlos; por lo tanto, añadió, los dueños finales de esas sociedades “nunca conocieron” a Jürgen Mossack y Ramón Fonseca.

“Tampoco daban algún tipo de asesoramiento sobre cómo invertir dinero. Ese no era su negocio, ellos como cualquier otra firma de abogados bajo leyes panameñas y de otros países, vendían sociedades”, afirmó.

En tanto, Fonseca tuiteó “Sobre Alemania, vendimos sociedades a un banco alemán que las revendió a empresarios que las usaron para temas tributarios en los que NO tenemos nada que ver. Nos han incluido en mi opinión para continuar con el ataque de descrédito que la Unión Europea tiene contra Panamá”.

Se presume que ambos están en Panamá. La Constitución prohíbe la extradición de sus nacionales.

Según el diario alemán, las autoridades no descartan que Mossack, que tiene familia en Alemania, se enfrente voluntariamente a las autoridades de Colonia. Como parte de un trato y debido a su edad, podría evitar una sentencia más larga. Al mismo tiempo, podría librarse de un proceso penal en Estados Unidos.

Edición Impresa