SALUD PÚBLICA

Panamá profundiza medidas sanitarias

Panamá profundiza medidas sanitarias
En los principales supermercados de la capital esta fue la tónica el día de ayer. Gabriel Rodríguez

Panamá empezó a aplicar desde ayer medidas sanitarias de mayor calado, a fin de mitigar y controlar la propagación del nuevo coronavirus, que ha infectado oficialmente a 69 personas, de las cuales hay una defunción y siete en cuidados intensivos.

Adicional al cierre de fronteras para extranjeros –medida que también tomaron varios países, incluidos Costa Rica y Perú–, a partir de ayer el Ministerio de Salud (Minsa) ordenó el cierre de sitios de esparcimiento, recreación y locales deportivos.

Además, impuso restricciones en edificios y residencias, como el cierre de áreas sociales; racionamiento en el uso del agua potable, que implica la suspensión temporal de operaciones de lavautos; retenes sanitarios con facultad para hacer inspecciones domiciliarias; vigilancia en las comunidades; así como la obligación para los supermercados de proporcionar gel alcoholado a sus clientes.

En el caso de los restaurantes, los comensales deberán guardar un metro de distancia entre sí. Esa misma distancia deben mantener quienes se aproximen a las cajas de farmacias y bancos.

Las empresas privadas, en general, deben mantener afiches informativos sobre cómo prevenir el coronavirus, avalados por el Minsa, dirigidos a colaboradores y clientes.

También se establece que la radio, los canales de televisión abierta y por cable y diarios de circulación nacional deben incrementar las propagandas, videos y programas educativos, a requerimiento de las autoridades.

Todas estas medidas están contenidas en el Decreto Ejecutivo No. 489, publicado ayer en la Gaceta Oficial con el cual se zanjaron las confusiones sobre los locales a cerrar, derivadas de un comunicado emitido por el Gobierno el pasado domingo.

Siete pacientes con coronavirus están recluidos en cuidados intensivos: Minsa

El informe de situación del nuevo coronavirus dado a conocer ayer por las autoridades del Minsa dejó en evidencia que están en aumento los pacientes recluidos en unidades de cuidados intensivos.

Los números muestran que de, 69 pacientes positivos de Covid-19, hay 57 en aislamiento domiciliario, 4 en salas regulares y 7 en unidades de cuidados intensivos. Cuando se comenzaron a reportar los casos la semana pasada solo habían 2 pacientes en intensivos.

La directora nacional de Salud, Nadja Porcell, detalló que los 12 nuevos casos reportados ayer guardan relación con viajes a Estados Unidos, España, Holanda o han estado en cruceros.

Porcell reiteró que la mayoría de los casos se siguen reportando en los corregimientos de Ancón, Bella Vista, San Francisco, y Juan Díaz, por lo que pidió seguir las medidas de prevención a las poblaciones de esas zonas.

Con respecto a este punto, la ministra de Salud, Rosario Turner, no descartó aplicar restricciones adicionales para evitar que el número de casos siga aumentando en el país, pero todo dependerá del comportamiento de la población, que ayer acudió en masa a hacer compras en supermercados.

Mientras, Julio Sandoval, coordinador de la unidad de los cuidados intensivos a nivel nacional y miembro del Comité Asesor por Coronavirus, detalló que la tasa de letalidad es del 1.4%, un muerto entre, 69 casos positivos, y el 80% de los pacientes han tenido una evolución leve y moderada que ha sido manejada de forma ambulatoria.

Sin embargo, Sandoval dijo que existe un 10% de pacientes hospitalizados y 10% en cuidados intensivos. “Ese número es preocupante, porque la tendencia es del doble al número visto internacionalmente, que es del 5%”, explicó Sandoval.

Actualmente, el sistema sanitario para hacerle frente al coronavirus cuenta con, al menos, 350 camas entre las unidades de cuidados intensivos y semiintensivos, y unos 500 ventiladores mecánicos.

Edición Impresa