COVID-19

Próximo paso: medidas severas contra el virus

Próximo paso: medidas severas contra el virus
Algunos comercios han comenzado a reforzar sus fachadas. Agustín Herrera

En los últimos días, la escena es recurrente. Supermercados blindan sus fachadas con tablas, mientras los ciudadanos hacen filas para entrar al establecimiento.

Uno de los primeros en aplicar la medida fue el Riba Smith de Costa del Este, en la capital. Más adelante se unieron otros más, sobretodo cuando las autoridades de salud día a día anunciaban el incremento de los casos por el nuevo coronavirus en Panamá.

Pero, las alarmas se terminaron de activar cuando el pasado domingo 22 de marzo el ministro de Seguridad Pública, Juan Pino, informó que aplicarían medidas “más enérgicas”.

La cuarentena total, tal como se impuso en países de Europa, incluso en cercanos como El Salvador, Argentina, Perú, y Colombia (desde hoy) es una de esas posibilidades. Esto, debido a que mucha gente no estaba respetando el toque de queda, que hasta ayer era de 9:00 p.m. a 5:00 a.m, y a partir de hoy martes de 5:00 p.m. a 5:00 a.m.

“La medida se establece para salvaguardar la paz y la seguridad de todo el país”, aseguró el Ministerio de Salud en un comunicado.

Solo entre el pasado viernes 20 de marzo y el domingo 22 de marzo fueron arrestadas mil 62 personas, precisamente por violar el toque de queda. Panamá es la provincia donde se registraron más desacatos.

Un juego de bingo en Pedregal con decenas de personas después de las 9:00 p.m. del pasado domingo fue una de las escenas que encontraron los estamentos de seguridad.

Mientras tanto, Pino agregó ayer que entre el pasado domingo y el lunes fueron retenidas otras 372 personas, 28 de ellas menores de edad.

Próximo paso: medidas severas contra el virus
Cortizo se reunió ayer de manera virtual con líderes de los partidos políticos. Cortesía

El encierro

A pesar del anuncio sobre la ampliación del toque de queda, la cuarentena total sigue estando en los planes del gobierno del presidente Laurentino Nito Cortizo.

Así lo confirmó ayer la ministra de Salud, Rosario Turner, en la conferencia de prensa diaria, que sirve para dar a conocer la evolución de la pandemia en el país.

Para garantizar el orden en las calles y en los comercios los estamentos de seguridad, agrupados en la Fuerza de Tarea Conjunta, activaron el denominado plan Protégete Panamá.

De acuerdo con el ministro Pino, esta estrategia se nutre con los 18 mil hombres y mujeres que integran la fuerza pública.

Desde que el pasado 17 de marzo se puso en marcha el toque de queda, distintas patrullas de la Policía Nacional recorren las calles para garantizar que se cumpla esa orden y, al mismo tiempo, evitar hechos delictivos.

La delincuencia

Pese a que el país está en crisis sanitaria por la pandemia, que hasta ayer había dejado seis muertos, los actos ligados a la delincuencia común siguen su curso.

Los supermercados y mini súper, comercios que permanecen abiertos pese al decreto que ordenó el cierre de la mayoría de las empresas en Panamá, están en la mira de algunos. Ayer, por ejemplo, ocho personas intentaron robar un minisúper en el sector de Santa Marta, en el distrito de San Miguelito.

La policía frustró el acto. Horas después se registró un hecho similar en el corregimiento de Tocumen, en la comuna capital. También fueron capturados.

Este medio consultó ayer a voceros de varios supermercados para que hablaran de cómo se están protegiendo. Al cierre de esta edición no respondieron.

En la memoria

En días como estos, cuando la fuerza pública se adueña de las calles para garantizar el orden a propósito de la pandemia, algunos comparan la época con lo hechos de la invasión de Estados Unidos a Panamá (20 de diciembre de 1989) para derrocar la dictadura de Manuel Antonio Noriega (ya fallecido).

En la memoria colectiva del pueblo panameño, que fue testigo de esa época, están grabadas las escenas de los saqueos a distintos comercios. Miles de ciudadanos desfilaban por las calles con electrodomésticos, muebles, ropa, y víveres. Al igual que ahora, existía incertidumbre entre la población por el acceso a los alimentos básicos.

Sin embargo, productores locales afirman que el acceso a los alimentos está garantizado. De hecho, el gobierno de Cortizo anunció la semana pasada que se tiene contemplado gastar $20 millones en la compra de granos y carne para evitar la escasez de productos alimenticios en medio de la alerta sanitaria en la que está el país.

Es parte del paquete de medidas para hacerle frente a la pandemia en un país de cuatro millones de habitantes, y que ha vendido como una de sus fortalezas su hub de las Américas.

Ciudadanos de cualquier parte del mundo, antes de que cerraran el aeropuerto, hacían escala en Panamá para viajar a otros países.

Con los partidos

Antes de anunciar cuando se pondrá en marcha la cuarentena total, el presidente Cortizo busca el mayor consenso. Ayer, por ejemplo, se reunió con los dirigentes de todos los partidos políticos de Panamá.

Las banderas partidarias quedaron atrás al momento de conectarse a la aplicación de internet que facilitó el encuentro en los tiempos de evitar los contactos cuerpo a cuerpo.

Al llamado acudió el presidente del Partido Revolucionario Democrático, Benicio Robinson; y el secretario general de esa agrupación, Pedro Miguel González. Por Cambio Democrático estuvieron Rómulo Roux y Yanibel Ábrego, como secretaria. En representación del Partido Panameñista estuvo José Isabel Blandón y Luis Ernesto Carles, en calidad de presidente y secretario general, respectivamente. Por el partido Alianza, José Muñoz, presidente y Manuel Zambrano, secretario. Por el Movimiento Liberal Republicano Nacionalista, Francisco Pancho Alemán. Mientras que el Partido Popular estuvo representado por Juan Carlos Arango, su presidente, y por José Ramos Reyes, secretario.

La videoconferencia, que estaba prevista para las 11:00 a.m., arrancó media hora después y culminó a la 1:38 p.m. El plato fuerte, como era de esperarse, fue la evolución del nuevo coronavirus en Panamá, y las medidas del Gobierno para atacar la pandemia.

El mandatario pidió a los dirigentes que separaran la bandera política y que apoyaran en todo. Allí, Cortizo les adelanto las medidas que tomará. Una de ellas fue la extensión del toque de queda de 5:00 p.m. a 5:00 a.m. y la cuarentena total, el siguiente paso.

Blandón narró en su cuenta de Twitter que le planteó “claramente” al Presidente su apoyo a que se declare “la cuarentena nacional obligatoria (con las excepciones que la lógica indica) y para que se tomen las medidas necesarias para aliviar el efecto económico de esta crisis sobre las familias panameñas”.

Esta moción también fue apoyada por los directivos de los otros partidos.

Por su parte, Roux también habló del tema en la red social. “Muy informativa y productiva teleconferencia con @NitoCortizo y @gabycarrizoj y presidentes y sec generales de otros partidos. Reiteramos apoyo y solidaridad en esta guerra que es de todos. También confirmamos respaldo a cuarentena total cuando sea decretada. Opino es necesaria”, escribió.

Las horas

Por lo pronto, el gobierno nacional ya ha diseñado un horario de movilidad para la ciudadanía, en caso de decretarse la cuarentena total en el país.

Cada persona podrá salir de su casa exclusivamente para adquirir alimentos o medicamentos, por dos horas, siguiendo un orden que depende del último número de su cédula. Si la cédula termina en 7, la persona podrá salir de 6:30 a.m. a 8:30 a.m. (media hora antes y media hora después). Para los extranjeros residentes en Panamá, aplica el último número del pasaporte.

Mientras que todas las personas de 60 años de edad o más podrán salir entre las 11:00 a.m. y la 1:00 p.m.

Los extranjeros

¿Cómo será la la movilidad de los extranjeros? Es una de las preguntas más recurrentes. El Ministerio de Seguridad, a través del Servicio Nacional de Migración, que dirige Samira Gozaine, informó en un breve comunicado “que toda personas extranjera en el territorio nacional podrá utilizar para su salida el último número de su pasaporte expedido por su respectivo país”.

Esta medida incluye a los extranjeros con residencia permanente o no. En otras palabras, todos deben cargar el pasaporte para poder desplazarse.

Edición Impresa