XENOFOBIA

‘No tengo ni un hueso racista en mi cuerpo’, afirma Donald Trump

‘No tengo ni un hueso racista en mi cuerpo’, afirma Donald Trump
‘No tengo ni un hueso racista en mi cuerpo’, afirma Donald Trump

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, negó ayer que sus virulentos comentarios contra cuatro congresistas demócratas pertenecientes a minorías fueran racistas, mientras la polémica por sus declaraciones crece.

Luego de haber aconsejado el fin de semana a estas cuatro congresistas demócratas que “regresen” a sus países de origen, el presidente intensificó sus ataques el lunes, y el martes negó que sus comentarios fueran racistas.

“Estos tuits no eran racistas. No tengo ni un hueso racista en mi cuerpo”, dijo Trump en Twitter.

Trump atacó a Alexandria Ocasio-Cortez (representante de Nueva York, de origen puertorriqueño), Ilhan Omar (de Minnesota, estadounidense nacida en Somalia), Ayanna Pressley (una legisladora negra que representa a Massachusetts) y Rashida Tlaib (de Michigan, de ascendencia palestina).

Estas cuatro legisladoras, que llegaron a la Cámara a principios de 2019, son apodadas “El escuadrón” por algunos medios, en tanto destacan por su intensa actividad en las redes sociales y por posiciones escoradas hacia la izquierda.

Trump se aferró a su estrategia de alimentar la controversia que él mismo lanzó y en la mañana del martes reiteró su mensaje a las congresistas: “Si no están felices aquí, pueden irse”, les espetó.

En carrera por un segundo periodo en las elecciones de 2020, Trump parece más decidido que nunca a avivar las llamas de la tensión racial para reforzar su base electoral, mayoritariamente blanca, pero también para sembrar divisiones entre sus opositores políticos.

Entre los republicanos con mayor rango ha reinado la prudencia ante los comentarios del mandatario.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL