COVID-19

Reino Unido, primer país en aprobar vacuna

Reino Unido, primer país en aprobar vacuna
El primer ministro, Boris Johnson (c), el subdirector médico británico para Inglaterra, Jonathan Van-Tam (Izq.) y el director ejecutivo de Salud, Simon Stevens hacen el anuncio. AFP

El Reino Unido se convirtió ayer en el primer país del mundo que aprueba la vacuna de Pfizer/BioNTech, un paso “histórico” en la lucha contra la Covid-19, que sigue batiendo récords de mortalidad en Estados Unidos.

El gobierno británico anunció que la vacuna, que cumple “estrictas normas de seguridad, calidad y eficacia”, estará disponible a partir de la próxima semana en el país más castigado de Europa con 59 mil muertes confirmadas por Covid-19.

La Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios (MHRA) británica aseguró que pese a la rapidez de su aprobación, esta se hizo respetando todos los protocolos y sin precipitación.

La luz verde del regulador británico es un “momento histórico”, según el presidente del laboratorio estadounidense Pfizer, Albert Bourla, que desarrolla este proyecto con el alemán BioNTech.

Esta es una noticia “fantástica”, tuiteó por su parte el primer ministro británico, Boris Johnson.

¿Qué sigue?

En el Reino Unido, 50 hospitales están listos para administrar la vacuna, junto con médicos y farmacéuticos, suponiendo que tengan las instalaciones necesarias para almacenar las dosis, dijo el secretario de Salud, Matt Hancock.

La vacuna aún está en el sitio de producción de Pfizer en Puurs, Bélgica. Las dosis se enviarán al Reino Unido en camión o avión y estarán disponibles allí la próxima semana, según BioNTech.

Su gobierno considera que el voto en favor de la salida de la Unión Europea, el Brexit, permitió al Reino Unido acelerar la aprobación de esta campaña de vacunación.

Por su parte, la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) afirmó que dará su opinión el 29 de diciembre “a más tardar” sobre esta vacuna y el 12 de enero sobre la de su competidor estadounidense Moderna, ambas con una eficacia cercana al 95%.

El ejemplo británico pareció espolear a otros, como al presidente ruso Vladimir Putin, que pidió a las autoridades sanitarias de su país el inicio de una campaña de vacunación “a gran escala” la semana que viene.

La vacuna rusa Sputnik V se encuentra en la tercera y última fase de ensayos clínicos con 40 mil voluntarios. Sus creadores afirman que es eficaz al 95%.

Al otro lado del Atlántico, Pfizer/BioNTech espera la aprobación en breve de las autoridades estadounidenses, que el lunes también prevén darle luz verde a la vacuna de la competidora Moderna.

Si ambas son autorizadas, podrían estar disponibles ya este mes en Estados Unidos, el país con el mayor número de fallecidos en la pandemia: más de 270 mil. El martes registró 2 mil 500 muertes en 24 horas, un máximo desde finales de abril.

La vacunación se dirigirá en primer lugar a los profesionales de la salud y a las residencias de ancianos (40% de los decesos), según recomendó un comité asesor.

Edición Impresa