COVID-19

Salud recurre a otros especialistas ante falta de médicos intensivistas

Salud recurre a otros especialistas ante falta de médicos intensivistas
La nueva regulación que impide circular a hombres y mujeres el mismo día busca reducir la propagación del virus –aplanar la curva– para evitar el colapso del sistema de salud. Isaac Ortega


Las autoridades sanitarias, aquejadas por el incumplimiento de la cuarentena “absoluta” y la escasez de camas e insumos médicos clave para enfrentar la pandemia, enfrentan ahora un desafío mayúsculo: el agotamiento y la falta de especialistas que atienden directamente a los pacientes positivos con Convid-19 en estado crítico.

Julio Sandoval, miembro de la comisión de Gobierno encargada de evitar la propogación del virus, subrayó que más allá de la alta demanda de camas y ventiladores en cuidados intensivos, lo que les inquieta es el tema del recurso humano.

“No somos sufientes intensivistas. Somos 50 cubriendo todo el país. Así que yo no me preocuparía tanto por el número de camas y ventiladores si no tengo el suficiente recurso humano”, puntualizó.

A raíz de este escenario, Sandoval informó que desde ayer un grupo de médicos anestesiólogos, cirujanos generales y cirujanos cardiovasculares empezaron visitas multidisciplinarias, tanto en la Caja de Seguro Social como en el Hospital Santo Tomás, en conjunto con los intensivistas, para que se vayan familiarizando con el manejo de los pacientes graves en cuidados intensivos.

En total, las autoridades de Salud esperan reunir entre anestesiólogos, cirujanos y cirujanos cardiovasculares a unos 400 especialistas para que atiendan en las unidades de cuidados intensivos.

Además de estos, se apoyarán con neumólogos, internistas e infectólogos para el manejo de los pacientes que están en las salas de hospitalización. Este grupo recibe a los pacientes una vez salen de cuidados intensivos.

Según el médico, durante su formación básica, los neumólogos –por ejemplo– conocen muy bien de ventilación mecánica, así que sería fácil refrescar los conceptos a estos especialistas, por lo que este proceso de inducción o preparación podría tomar entre 24 y 48 horas.

El coordinador de la Comisión Médica Negociadora Nacional, Domingo Moreno, coincide. Expresó que hay escasez de médicos intensivistas en el país.

“Los que más conocen del manejo de pacientes en intensivos son estos especialistas. También hay que seguir entrenando a los médicos de urgencia y a los residentes, quienes están en las salas cuando no hay especialistas”, acotó Moreno, quien agregó que Panamá debe verse en el espejo de Italia, donde hasta los estudiantes de medicina terminaron atendiendo a los pacientes.

Datos de Contraloría General de la República dan cuenta de que en el país hay más de 6 mil médicos.