PORTAFOLIO DE VACUNAS

Sputnik V y CoronaVac son dos opciones de vacuna para Panamá

Sputnik V y CoronaVac son dos opciones de vacuna para Panamá
La vacuna Sputnik V fue  aprobada a principios de agosto de 2020 para su distribución en Rusia a pesar de haber sido probada solo en pocas personas en ensayos clínicos en etapa temprana que duraron al menos dos meses.  AFP

La carrera global por lograr la mayor cantidad de vacunas contra la enfermedad Covid-19 en poco tiempo es, posiblemente, una de las más importantes y frenéticas en la pandemia.

El Gobierno de Panamá está dentro de la carrera e intenta ampliar el actual portafolio de vacunas con la rusa Sputnik V del Instituto Gamaleya y la china CoronaVac de la compañía farmacéutica Sinovac.

Eduardo Ortega Barría, asesor del Consorcio de Investigación de Vacunas Covid-19 Panamá y secretario nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, confirmó que en las últimas cuatro semanas han trabajado en ampliar el portafolio de vacunas del país contra la Covid-19.

Las negociaciones se llevan adelante recordando siempre que el país tiene un número adecuado de vacunas acordadas —7.2 millones de dosis—, pero se requiere traer más dosis tempranamente en este segundo trimestre o en el tercer trimestre del año.

Las 7.2 millones de dosis fueron acordadas con las empresas farmacéuticas Pfizer/BioNTech, Astra Zeneca/Universidad de Oxford y con el Mecanismo Covax de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Mientras, 300 mil dosis de la farmacéutica Johnson & Johnson están en negociación.

Sputnik V y CoronaVac son dos opciones de vacuna para Panamá
Dosis

El secretario nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación sostuvo que las negociaciones están centradas en varios aspectos: cuántas dosis pueden entregar, en qué fecha pueden ser entregadas y los aspectos regulatorios relacionados con la autorización de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA, por sus siglas en inglés), la OMS, entre otros agentes regulatorios de medicamentos.

Ortega Barría aclaró que la compra de 3 millones de dosis de la vacuna Sputnik V (basada en adenovirus y que requiere dos dosis) para 1.5 millones de personas aún no ha sido acordada, y que las negociaciones con la farmacéutica Sinovac siguen su curso.

El interés por la vacuna rusa fue dado a conocer por el ministro de Salud, Luis Francisco Sucre, en febrero pasado, cuando envió una carta de intención de solicitud de la vacuna al director del Fondo Ruso de Inversión Directa, Kirill Dmitriev.

En tanto, la Dirección de Farmacia y Drogas del Ministerio de Salud (Minsa) aprobó el pasado 1 de abril el uso de emergencia de la vacuna rusa Sputnik V como ente regulatorio en el país.

Xavier Sáez-Llorens, infectólogo y experto en el tema de las vacunas, detalló que para alcanzar la inmunidad colectiva o de rebaño se estima que se debe vacunar al 70%-75% de la población, especialmente usando vacunas que impactan la transmisión (Pfizer/BioNTech y Moderna), ya que con otras quizás se necesita más del 80% de personas vacunadas.

El científico señaló que para alcanzar estos porcentajes en diciembre se requiere vacunar mínimo a 20 mil personas diariamente.

“Sin duda, hay que aumentar el ritmo de vacunación sustancialmente, pero depende de la disponibilidad de las dosis de la vacuna”, expresó.

Sobre la vacuna Sputnik, Sáez-Llorens explicó que la eficacia es alta contra todo tipo de infección —91.6%— y de casi 100 % contra la Covid-19 grave, pero el estudio fue realizado en población blanca rusa, con circulación con cepa original del coronavirus SARS-CoV-2.

A la fecha, Panamá ha recibido 534 mil 550 dosis de la vacuna de Pfizer/BioNTech, distribuidas en nueve lotes (ver tabla ).

Uso de emergencia

La Sputnik V se está utilizando en países como México, Bolivia, Guatemala, Paraguay y Argentina, entre otros. Mientras que la vacuna CoronaVac, de Sinovac, se está aplicando en Brasil y Chile. Estas vacunas no tienen aprobación de agencias regulatorias como la EMA o la FDA, solo de los agentes regulatorios de cada país para su uso de emergencia.

Ivonne Torres Atencio, directora de Farmacología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Panamá, indicó que más que otras vacunas, hay que asegurarse de que las dosis negociadas lleguen cuanto antes, ya que debe primar el concepto de seguridad y eficacia, que es sustentado con la aprobación de las grandes agencias regulatorias en el mundo y la OMS.

Sputnik V y CoronaVac son dos opciones de vacuna para Panamá
Vacunas aprobadas

Añadió que es importante saber que cuando los científicos hablan de seguridad y eficacia de una vacuna o medicamento, lo hacen en base a la evidencia, y en el caso de las vacunas es con los datos publicados de la fase tres de estudios clínicos, junto a otra serie de documentación de agencias regulatorias que hacen una revisión meticulosa del dossier.

Con respecto a la vacuna CoronaVac, dijo que los estudios fase tres se llevaron a cabo en Brasil e Indonesia, debido al menor número de casos activos en China para mediados del año pasado, y reclutaron voluntarios sanos o con la enfermedad clínicamente controlada, de ambos sexos, de 18 años o más, que eran profesionales de la salud que brindaban atención en unidades especializadas en contacto directo con posibles o confirmados de Covid-19.

De hecho, ayer, en la revista médica The New England Journal of Medicine se publicó que la vacuna de Sinovac induce anticuerpos neutralizantes contra las variantes británica y surafricana.

Lea aquí: ensayo clínico de la vacuna Sinovac publicado en BMC.

Edición Impresa