Tal Cual

SURREALISTA. Un empleado de un centro de vacunación en Los Ángeles (Estados Unidos) ha sido acusado de robo, luego de haber sustraído de su sitio de trabajo unas 500 tarjetas de vacunación. Según el diario LA Times, las tarjetas eran vendidas en unos $20, cada una. Ahora, el hombre enfrenta cargos federales y se ha fijado la fecha de audiencia para agosto próximo. Cualquier parecido a Panamá es puro cuento.

VISITA. El ministro de Comercio, Ramón Martínez, se reunió con dirigentes del PRD, a quienes explicó algunos proyectos y concesiones que actualmente atiende su cartera en dos sectores particulares: puertos y minas. O, dicho en otras palabras, PPC y Broadway. Con ellos sí rinde cuentas...

CURIOSIDAD. Con el asunto de las vacunas VIP del expresidente vacuno y su “entorno familiar”, por lo visto solo él cree que es merecedor de semejante deferencia, porque ni su copartidario Martín Torrijos hizo lo mismo. De hecho, no hay registro de que se haya vacunado en Panamá. Esto convierte al expresidente “honesto” en el único exgobernante en haberse vacunado deshonestamente.

RABIA BOVINA. Parece que la “ministra” consejera Eyra Ruiz tampoco toma “café con galletitas” con el Toro. Ayer, éste escribió que no le había pedido a ella la “cortesía” de vacunarlo a domicilio. También anunció que sus hijas (salvo una) y nietos se vacunaron, todos, en Estados Unidos, “para que les dé más envidia”. Qué será peor: la envidia de los realmente necesitados o de aquellos que la promueven, por ostentación.

SEGUNDA PATRIA. Allá, en la prisión militar que acogió a los hermanitos caradura, están esperando a la reina madre hoy. Y no es la única de visita. Esta semana han ido amigos del hermano menor y están por ir varios familiares más. Parece que la esperanza de volver se pierde con el pasar de los días y semanas, pues estas visitas no tienen el tono festivo de antes, sino de despedida. Pero, como dicen sus padres, no hay de que preocuparse, que ellos son inocentes de lo que sea que se les acuse.

Edición Impresa