TAL CUAL

ESTRATEGIA. Los abogados de Martinelli fueron a la Cancillería a presentar un escrito de oposición a la petición de extradición de su cliente. Y eso que la Cancillería ni siquiera ha mandado oficialmente la petición aún. Cuando la manden se pararán de cabeza y se inventarán cuanto tecnicismo se les ocurra. Todo menos basar su defensa en la inocencia del cliente, ¿no?

PRÓFUGO. La otra que tiene esa misma maña, y con el mismo tipo de cliente, obviamente, es Edna Ramos. Quería dejar sin efecto la notificación que se le hizo a Chichi De Obarrio en el caso de la comida deshidratada y por supuesto que le negaron su incidente de nulidad. ¿Qué le pasa a estos abogados, que no se cuidan el nombre pero ni un poquito? ¿Cómo va a pedir eso, teniendo a su cliente prófugo y con orden de captura de Interpol? Tráigalo a cantar, es lo que debe hacer.

VIVEZA. El Gobierno, cortesía de la pasada administración, le otorga anualmente a la hípica $4 millones para pagar los premios de las carreras. O sea, un subsidio. ¿Qué explicación hay para eso? ¿Tienen para mantener a sus caballos, que es un hobby carísimo, y con nuestros impuestos tenemos que pagarles eso?

Edición Impresa