TAL CUAL

MANIFLOJAS I. Los gastos del Gobierno son cada día mayores y los ingresos, por más que nos desangren cada quincena, no dan. Hay que arroparse hasta donde alcance la manta. No más.

MANIFLOJAS II. Por cierto, ¿cuánto gastó el Gobierno en carnavales? En Aguadulce, en el sector de Calle Arriba, voluntarios repartieron botellas con agua y bebidas rehidratantes.

¡RAYOS! La declaración de María Mercedes Riaño le cayó como descarga eléctrica a Mossack & Fonseca. El fabricante sí sabía para qué se usaban los cuchillos.

MUNDO PARALELO. Nada de lo que vieron tus ojos y escucharon tus oídos en carnavales es cierto. Todos caímos bajo los efectos de un té que nos provocó visiones extrañas, como aquella en la que la presidenta de CD insulta, grita, se tambalea y cae. La verdad, según José Raúl Mulino, es que fue víctima de una agresión.

PENA AJENA. Lo de Mulino es miedo. Para los estándares de los locos, Alma Cortés le ha sacado varios puntos en su pelea por la candidatura 2019. Incluso, ya hay quienes dicen que superó al mismo Capo en el ranking de las atorrancias. De nada le sirvió a Mulino aquel “mensaje presidencial en cadena nacional” que coló a propósito de la indagatoria de Fonseca Mora. ¿Qué harán los demás? José Domingo Arias, Frank De Lima y Rómulo Roux prefieren el silencio.

DUDA. Después de todo, Cortés denunció que le robaron en su casa. ¿Efectos del té o es que los maleantes saben que ella entró a la categoría de millonaria? Hay que recordar que el fiscal Aurelio Vásquez la investiga por sospechas de enriquecimiento injustificado.

Edición Impresa