‘SHUTDOWN’

El último mensaje de Donald Trump: los ‘dreamers’ a cambio del muro

El último mensaje de Donald Trump: los ‘dreamers’ a cambio del muro
El último mensaje de Donald Trump: los ‘dreamers’ a cambio del muro

Donald Trump ofreció ayer protección temporal a personas que ingresaron ilegalmente a Estados Unidos siendo niños y a otros grupos de inmigrantes que enfrentan la deportación, a cambio de financiamiento para construir un muro en la frontera con México.

El mandatario busca con ello poner fin a una parálisis del gobierno federal de casi un mes, ante la falta de un acuerdo de presupuesto debido a la controversia por el muro fronterizo.

Pero la titular de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, rechazó la propuesta después de que trascendiera poco antes de que Trump la comunicara oficialmente a la prensa.

“Es improbable que ninguna de estas propuestas por sí solas sean aprobadas por la Cámara [baja], y en conjunto no da ni para empezar a hablar”.


Nancy Pelosi
Líder demócrata

Trump pide $5 mil 700 millones para financiar el muro, $800 millones para “asistencia humanitaria urgente” y $805 millones para seguridad portuaria y tecnología de detección de drogas.

En un guiño a las prioridades demócratas, ofreció tres años de protección para los 700 mil dreamers, como se denomina a aquellos que ingresaron ilegalmente de niños a Estados Unidos, así como para otros 300 mil inmigrantes cuyo estatuto de protección temporal está expirando.

Pelosi señaló en un comunicado que la propuesta de Trump era “una compilación de varias iniciativas previamente rechazadas, cada una de las cuales es inaceptable, y en total no representan un esfuerzo de buena fe para dar certidumbre a la vida de las personas”.

“Es improbable que ninguna de estas propuestas por sí solas sea aprobada por la Cámara [baja], y en conjunto no da ni para empezar a hablar”, agregó.

Las mujeres marchan

Miles de manifestantes participaron ayer en varias protestas simultáneas en defensa de los derechos de las mujeres y contra el gobierno de Trump, aunque esta tercera edición de la Marcha de las Mujeres estuvo marcada por divisiones ante acusaciones de antisemitismo.

En 2018, las marchas reunieron a más de 500 mil personas, incentivadas por los movimientos #MeToo y Time’s Up contra el acoso y la violencia sexual.

Para marcar estos “dos años de resistencia a la presidencia de Trump”, los organizadores llamaron a una “ola” de manifestaciones, en momentos en que un número récord de mujeres (131 en total) resultaron elegidas al Congreso en los comicios de medio mandato de noviembre último.

Este año, la unidad del movimiento sufrió fisuras tras acusaciones de antisemitismo contra varios de sus responsables. Tamika Mallory, una de las co-presidentas de la marcha, participó en un mitin del líder del movimiento "Nación de Islam", Louis Farrakhan, de posiciones antisemitas.

Edición Impresa