Logística/salud

Urge alianza público privada para suministrar las vacunas

Urge alianza público privada para  suministrar las  vacunas
En Panamá, esta previsto realizar ensayos con dos vacunas, una alemana y otra china. AFP

A la par que los laboratorios farmacéuticos y los científicos trabajan contrarreloj y realizan las pruebas para tener listas las vacunas contra la Covid-19, la industria logística analiza los desafíos que enfrenta para coordinar de forma rápida y segura la distribución de, al menos, 10 mil millones de dosis que se requerirán en una primera fase para neutralizar el virus, además de la continua demanda de los productos sanitarios y de protección.

Un estudio de DHL, elaborado en colaboración con la empresa McKinsey & Company, analiza los escenarios para garantizar una cadena de suministro en tiempos de pandemia y emergencia sanitaria.

Sostiene que durante los meses de la crisis ha quedado demostrado que la logística interna y la distribución de los equipos médicos, incluyendo los de protección personal (EPP), forman parte de los puntos críticos de la cadena de suministro.

Urge alianza público privada para  suministrar las  vacunas
Logística para vacunas.

“Los problemas de calidad de los productos, la restricción de las capacidades de transporte, los complejos procesos de aduanas y de regulación que incrementaban el riesgo de retrasos, las dificultades de almacenamiento y la falta de transparencia en cuanto a los niveles de las existencias plantearon problemas significativos”, dice el estudio.

Claudia Roa, vicepresidenta del segmento de ciencias de la vida y salud de DHL para la región, añade que uno de los problemas fue que los países no sabían cuánto inventario tenían de equipos médicos y de protección personal para atender la emergencia, además de la dificultad para localizar proveedores garantizados.

Otro reto es que la manufactura de los EPP, por ejemplo, se concentra en pocos países. “A esto se suma que la capacidad aérea se redujo por el cierre de las fronteras y solo quedaron las aerolíneas de carga operando”, agrega Roa.

Teniendo este marco de referencia, el estudio advierte que la distribución de las vacunas de la Covid-19 se enfrenta a un obstáculo logístico si no se planifica de forma adecuada y con tiempo, por lo que recomienda crear alianzas con proveedores, empresas de logística y en coordinación público-privada para sumar esfuerzos y eliminar las barreras.

Según el informe, actualmente existen unos 250 candidatos en diversas fases de desarrollo que aspiran a convertirse en la vacuna. “La diversidad y la novedad de estas vacunas potenciales plantean múltiples preguntas desde la perspectiva logística. Concretamente, las vacunas potenciales se están desarrollando en múltiples plataformas, y cada una de ellas genera una respuesta inmune a través de un mecanismo diferente”, precisa.

Uno de los escenarios plantea distintos requisitos de temperatura en el transporte y almacenamiento de la vacuna.

Se calcula que el suministro de la vacuna requerirá aproximadamente la operación de 15 mil vuelos en todo el mundo, lo que amerita, preliminarmente, 200 mil desplazamientos de contenedores con temperatura controlada en transporte aéreo.

“Esto será un proceso de uno o dos años, porque calculamos que la vacuna no se aplicará en una sola dosis, sino que podría ser como ocurre con la influenza, que es anual”, explica Roa.

Dijo que hay poco tiempo para los desafíos que enfrenta la logística del transporte y la distribución de las vacunas. “El manejo de los distintos niveles de temperatura son un reto para las consideraciones del tipo de embalaje que se va a usar y si es posible tener un registro en tiempo real para monitorear cualquier cambio de temperatura que pueda poner en riesgo la vacuna”.

Sostiene que es fundamental que desde ya los gobiernos de Latinoamérica coordinen y planifiquen cómo se va a llevar el producto, hablar con los proveedores de logística para invertir en la infraestructura si es necesario, y también se debe tener definido el lugar y las zonas donde se van a llevar las vacunas y cuáles son los volúmenes de las dosis por país.

El informe de DHL y McKensey concluye que, además de un plan de respuesta de emergencias y0 transparencia en la cadena de suministro con el uso de tecnología, contar con una infraestructura logística, será clave establecer alianzas público-privadas: Establecer un acuerdo tripartito entre productores de suministros médicos, un proveedor de servicios logísticos y el gobierno. También será clave la colaboración entre gobiernos de la región: Establecer un modelo de colaboración transnacional, tomando en cuenta que ya hay países como México y Brasil donde se están haciendo acuerdos para fabricar las vacunas cuando estén listas.

“DHL ya maneja vacunas, y ya maneja productos farmacéuticos a temperaturas frías y hasta congelados, el tema clave es la planeación, qué inversiones se requerirán y cómo. Por eso es fundamental la colaboración con los gobiernos y las entidades involucradas con el sistema de vacunación”, acota Claudia Roa, y exhorta a los gobiernos a no retrasar estas decisiones e, incluso, prepararse para nuevos escenarios en un futuro para otras pandemias y aprender de la experiencia actual para superar las barreras que se han presentado.

Edición Impresa