CIENCIA Y SALUD

Vacunas contra la Covid-19 exigen una compleja logística

Vacunas contra la Covid-19 exigen una compleja logística
Hay tres aspectos evaluados para el uso de una vacuna: eficacia, seguridad y capacidad de producción de manera consistente y con calidad. AFP

La vacunación contra la enfermedad Covid-19 exige una logística diferente al resto de las inmunizaciones, así como adecuaciones a la cadena de frío.

El objetivo es conservar vacunas como las que se ensayan con base en ARN mensajero de Pfizer y BioTech, que deben guardarse a -70°C, para lo cual se necesitan equipos de ultra temperatura que suelen estar en laboratorios.

Vacunas contra la Covid-19 exigen una compleja logística
LA PRENSA

En Panamá, el presidente Laurentino Cortizo anunció que el Consejo de Gabinete aprobó $48 millones para la compra de 4 millones de vacunas contra la Covid-19 de Pfizer que tiene el 90% de efectividad, según los resultados preliminares del estudio fase 3 publicados por la farmacéutica el pasado 9 de noviembre.

El Gobierno prevé adquirir cuatro millones de vacunas para aplicar a dos millones de personas, toda vez que serán necesarias dos dosis por persona. Mientras, la logística de su conservación y aplicación estará en manos del Programa Ampliado de Inmunización (PAI) del Ministerio de Salud (Minsa).

Itzel de Hewitt, coordinadora nacional del PAI, explicó que en el país no hay cuartos fríos para manejar ultra grandes temperaturas como requiere la vacuna de Pfizer, pero está contemplada una inversión de $4 millones en la cadena de frío.

Detalló que comprarán un cuarto frío para el almacenaje nacional y cuatro cuartos fríos y congeladores para las regionales de salud más grandes. Además, se prevé comprar equipos de producción de hielo seco para el almacenaje de las vacunas.

Dijo que también deben capacitar al personal, porque se trata de una vacuna basada en una novedosa tecnología de ARN mensajero, que transfiere instrucciones para que sea el organismo el que produzca el antígeno.

Los grupos vulnerables seleccionados para recibir la futura vacuna surgieron de la vigilancia epidemiológica y virológica, en la que se tomó como referencia quiénes son las personas que más se enferman y mueren por la Covid-19.

Los adultos mayores, funcionarios de la salud y pacientes con enfermedades crónicas tendrán prioridad.

En la conferencia virtual que realiza semanalmente la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el subdirector del organismo, Jarbas Barbosa, advirtió que ningún sistema de salud del mundo está preparado para cubrir las necesidades de almacenamiento y transporte de la cadena de frío de dos de las vacunas contra la Covid-19 cuyos ensayos clínicos están en la fase tres.

Adelantó que la OPS está conversando con instituciones financieras para fortalecer las cadenas de frío de los países, ya que cualquier nación del mundo que quiera usar la vacuna va a necesitar cambios o conseguir nuevos almacenes para conservarla a esa baja temperatura.

De igual modo, especificó que una vez que la vacuna llega a las salas de vacunación no es necesario que se encuentre a -70°C, ya que se puede almacenar entre 2°C y 8°C durante un periodo de hasta cinco días.

“El problema va a encontrarse en los almacenes centrales y en el transporte, y ahí ha de haber una inversión; sin embargo, este es un desafío para todo el mundo, ya que por primera vez vamos a tener disponibles vacunas con estas características”, subrayó Barbosa.

Un hecho histórico

Para Eduardo Ortega-Barría, asesor del Consorcio de Investigación de Vacunas Covid-19 Panamá, el mundo está ante un hecho histórico, ya que lograr que una vacuna con base en ARN mensajero funcione puede cambiar la historia de la vacunología y lograrlo en 10 meses es impresionante.

Sostuvo que los resultados dan cuenta de que el mundo va a tener varias vacunas, que la proteína “S” es un buen antígeno y que las vacunas de primera generación van a tener una alta eficacia.

Además, calificó los resultados como muy robustos por el diseño, tamaño de la muestra y el número de eventos que observados, pues el plan era realizar el análisis interino con 32 eventos y se hizo con 96, lo que da más confianza.

La empresa Pfizer solo tendrá 50 millones de dosis este año, lo que funciona para vacunar 25 millones de personas; y para el próximo año tendrá mil 300 millones (650 millones de personas).

Ante este escenario, Ortega-Barría describió que solo Estados Unidos necesita 600 millones, por lo que se requiere que otras compañías tengan datos positivos y tan buenos como los reportados, que los países poderosos no monopolicen las dosis y que no compren más de lo que necesitan.

Agregó que el Minsa y el Ministerio de Relaciones Exteriores están negociando con más de una docena de compañías, incluyendo Pfizer, y Panamá está adscrito al Mecanismo de Acceso Mundial a las Vacunas contra la Covid-19, también llamado Covax.

El mecanismo Covax cuenta con un portafolio de nueve vacunas en estudio clínico. Incluso, Panamá comenzó en septiembre pasado el estudio de la vacuna de CureVac, que es parte de este grupo.

Vacunas contra la Covid-19 exigen una compleja logística
LA PRENSA

Edición Impresa