ADICCIóN

Adicción a Fortnite hace que se recurra a la rehabilitación

Adicción a Fortnite hace que se recurra a la rehabilitación
Adicción a Fortnite hace que se recurra a la rehabilitación

Padres, maestros y jefes de todo el mundo lidian con un juego que absorbe horas de tiempo de los jugadores, a veces en detrimento de otras actividades.

Más de 200 millones de personas se han registrado para jugar Fortnite, que se ha convertido en un negocio multimillonario para la empresa que lo creó, Epic Games Inc. Algunos padres desesperados han enviado a sus hijos a rehabilitación.

“Este juego es como la heroína”, dijo Lorrine Marer, especialista británica en comportamiento que trabaja con niños que luchan contra la adicción a los juegos.

Previamente, Epic ha emitido advertencias sobre cómo evitar a estafadores en Fortnite, pero declinó comentar sobre el tema de la adicción. La adicción a los videojuegos no es nueva: padres y maestros se han quejado de niños distraídos –y sus manos aturdidas por los joysticks– desde los días de las consolas Atari. Pero la omnipresencia de Fortnite ha creado una amenaza más extendida, y ocurre en el contexto de preocupaciones más amplias sobre el uso excesivo de las redes sociales y los teléfonos inteligentes.

Fortnite fue lanzado por primera vez en su popular modo Battle-Royale, en septiembre de 2017.

Edición Impresa