ACOSO SEXUAL

Andrea Constand, ‘una amante no correspondida’

Andrea Constand, ‘una amante no correspondida’
Andrea Constand, ‘una amante no correspondida’

La principal acusadora de Bill Cosby se quedó hasta tarde en la casa del comediante, manejó cuatro horas para verlo en un casino y lo llamó dos veces en el Día de San Valentín, cerca de un mes después del momento en que dice que este la drogó y abusó sexualmente de ella, conoció el jurado ayer mientras la defensa buscaba poner en duda su versión.

Andrea Constand subió al estrado por segunda ocasión ayer y al ser interrogada dijo que sus llamadas a Cosby fueron sobre asuntos relacionados con baloncesto y no tenían nada que ver con un romance.

Constand, de 45 años, declaró la semana pasada que Cosby la noqueó con pastillas y luego abusó sexualmente de ella en su casa a las afueras de Filadelfia en 2004. Cosby, de 80 años, dice que Constand consintió el encuentro. Su primer juicio el año pasado terminó sin que el jurado alcanzara un veredicto.

La defensa está tratando de presentar a Constand como una amante no correspondida que actuó de manera inapropiada al mostrar interés en el comediante, un hombre casado. Ella ha declarado que consideraba al otrora astro de la TV como un mentor y que no tenía ningún interés romántico.

Registros telefónicos muestran que Constand, exdirectora de operaciones del equipo femenino de baloncesto de la Universidad de Temple, hizo breves llamadas a Cosby en épocas de un partido en Temple el 14 de febrero de 2004, un mes después del presunto abuso.

"¿Usted piensa que llamó al señor Cosby para hablar de baloncesto?", le preguntó el abogado del comediante, Tom Mesereau.

Edición Impresa