SALUD

Apuesta por la innovación para mejorar calidad de vida

Apuesta por la innovación para mejorar calidad de vida
Bomba de insulina ePump 640G, válvula coronaria CoreValve Evolute R y dispositivo neuromodulador Interstim. Cortesía

Tras consolidar su fusión con la empresa de productos médicos Covidien, adquirida el año pasado, la compañía Medtronic busca posicionarse en el mercado a través de alianzas con el sector salud y ofrecer tecnologías dirigidas a restablecer la salud y mejorar la calidad de vida de los pacientes.

En un recorrido por sus instalaciones, ubicadas en Santa María, en Llano Bonito, Juan Díaz, se pudo apreciar desde ventiladores y equipos de laparoscopía, hasta demostraciones de cómo funcionan las válvulas para el corazón para reemplazo mínimamente invasivo, sobre todo en pacientes de alto riesgo, y las bombas que administran insulina a diabéticos. También, cómo unos dispositivos de neuromodulación, que envían descargas eléctricas, ayudan a controlar los temblores de personas con Parkinson, y a controlar mejor los esfínteres en ciertos pacientes que padecen incontinencia urinaria o fecal.

Según Miguel Velandia, vicepresidente de Medtronic para el Caribe y Centroamérica, la tecnología ayuda a mejorar los resultados clínicos de los pacientes y, a largo plazo, reduce costos asociados al manejo de enfermedades crónicas. En sus instalaciones, Medtronic estableció un taller de servicio y un centro de capacitación que recibe a profesionales de Panamá, así como de Argentina, Chile, Colombia y Centroamérica.

Juan Vázquez, gerente de servicio técnico de Medtronic para Puerto Rico, Panamá y Costa Rica, explica que entre el 70% y 75% de las llamadas de servicio no se deben a que el equipo esté dañado sino a que el operario se ha olvidado de algún detalle. Antes había que ir a Estados Unidos para entrenarse en el uso de estos aparatos, indica, pero Panamá ha sido importante para que los biomédicos locales y extranjeros aprendan la teoría y cómo usar los equipos en un entorno controlado. “Ellos pasan al taller, los desarman y arman, se les simulan fallas y hacen calibraciones”.

Edición Impresa