BIENESTAR

Campeones en salud gracias al almuerzo escolar

Campeones en salud gracias al almuerzo escolar
Campeones en salud gracias al almuerzo escolar

Japón ha logrado el éxito de excelentes indicadores para la nutrición y la salud de sus niños manteniendo además una incidencia muy baja de la obesidad. ¿El secreto? El almuerzo escolar.

Un informe de Unicef publicado ayer coloca a Japón en el primer lugar para la salud infantil, con baja tasa de mortalidad y un muy pequeño número de niños con peso insuficiente.

El país también tiene la tasa de obesidad infantil más baja entre las 41 naciones desarrolladas de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde) y la Unión Europea.

Según los expertos, varios factores entran en juego, entre ellos la atención particular que prestan los japoneses a la salud, los controles médicos regulares para los niños y el papel clave del almuerzo escolar, decidido por nutricionistas.

Los almuerzos son obligatorios, los platos o los bocadillos llevados de casa no están autorizados. La mayoría no son gratuitos pero están muy subvencionados.

Cada comida está preparada para incluir cerca de 600 0 700 kilocalorías repartida de manera equilibrada entre glúcidos, carnes y verduras.

Los resultados aparecen con claridad en las estadísticas: Japón tiene una de las tasas de mortalidad infantil más bajas, y el porcentaje de niños de 5 a 19 años con sobrepeso u obesos es de 14.42%, mucho menos que en la mayoría de los países desarrollados.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL