SALUD

Celulares y el cáncer

Celulares y el cáncer

Dos estudios del Gobierno de Estados Unidos en los que bombardearon a ratas y ratones con radiación de teléfonos celulares hallaron una leve relación con algunos tumores cardíacos, pero los reguladores federales y algunos científicos aseguran que no hay nada que temer, que el uso de los dispositivos es seguro.

Estudios previos a usuarios de teléfonos celulares habían encontrado pocos motivos de preocupación, pero el nuevo estudio analizó en detalle los efectos de dosis extremadamente elevadas en animales para abordar algunas cuestiones persistentes que no podrían ser probadas en humanos.

El estudio en ratas halló un leve incremento en un tipo inusual de tumor cardiaco en los machos, pero no se presentaron problemas serios en las hembras o en un estudio por separado en ratones. En particular, los científicos no pudieron encontrar evidencia concerniente a tumores cerebrales.

El investigador al frente del estudio, John Bucher, del Instituto Nacional de Ciencias de Salud Ambiental, no piensa modificar su uso del celular ni aconsejará a su familia a hacerlo. “De hecho lo estoy sosteniendo junto a mi oído”, dijo el doctor Otis Brawley, el jefe médico de la Sociedad Estadounidense del Cáncer, en una entrevista después de dar a conocer los estudios.

Sin embargo, advirtió que los estudios en roedores no reflejan el uso de celulares en la vida real. “Estos reportes en borrador crean mucha preocupación, pero de hecho no cambian lo que le digo a la gente. La evidencia de una relación entre los teléfonos celulares y el cáncer es débil. Y hasta ahora, no hemos visto un mayor riesgo de cáncer en las personas. Pero si les preocupan estos datos sobre animales, usen un auricular”.

Los hallazgos sobre el inusual tumor de tejido nervioso hallado en los corazones de ejemplares machos de ratas no representan directamente un problema para los humanos, explicó Bucher. La agencia de Bucher realizó el estudio de 25 millones de dólares a petición de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), que rápidamente aseveró que los celulares son seguros.

Bucher añadió que el uso típico de celulares es “mucho, mucho menor que el que nosotros estudiamos”. Las ratas y ratones fueron bombardeados por nueve horas al día durante dos años con un nivel de radiación tan elevado que los humanos sólo experimentarían brevemente, como cuando un teléfono con una señal débil emplea más energía en busca de una señal más fuerte, aseveró Bucher en una conferencia de prensa.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL