GASTRONOMíA

La Crema y Nata

La Crema y Nata
La Crema y Nata

En medio de Town Center, Costa del Este, hay un pedacito de París que se trajo José Sáenz González en su maleta, hace 5 años, al culminar sus estudios de Arte Culinario y Gastronomía en el Instituto Paul Bocuse en Lyon, Francia. La Crema y Nata, “café & pâtisserie-boutique de estilo europeo contemporáneo es un sueño cumplido”, cuenta José; un sueño que empezó cuando tenía 12 años, después de un curso de verano donde por primera vez horneó y decoró galletas. “Ese día llegué a casa y les conté a mis padres que quería ser chef, ellos me apoyaron desde el principio”.

De la mano de Paul

Saber que logró convertirse en chef, lo que soñó desde temprana edad y ver la cara de sus padres al recibir su diploma de la mano de Paul Bocuse ha sido la gasolina que lo impulsa para hacer lo que ha hecho desde el 2013 con su socio Nicolas Giraud, expresar su creatividad y cuidar cada detalle en todo lo que se prepara en La Crema y Nata; negocio que empezó como servicio de chef a domicilio, diseñando cenas a la medida, en casas de sus clientes, servicio que todavía ofrece.

La Crema y Nata
La Crema y Nata

Un punto de encuentro

Una terraza al aire libre con toldas, mesas y sillas blancas lo invita a uno a sentarse a tomar un café, a disfrutar de un brunch, que no solo es para la mañana, se puede disfrutar del desayuno todo el día. José recomienda los huevos Benedictinos, con salmón ahumado y trufa blanca o las tostadas francesas con queso brie, huevos revueltos y mermelada. También tienen pancakes y huevos al gusto. Para los almuerzos tienen menú ejecutivo.

Ofrecen sándwiches, es un buen lugar para degustar a Croque Monsieur o a Croque Madame, los bocadillos típicos de Francia, que se sirven calientes en los bistró.

La terraza también invita a pasar el happy hour y ver el sol caer compartiendo ricos platos con familiares o amigos. El menú tiene tapas para compartir, la recomendada es la Tabla LCYN, con fiambres, quesos españoles, frutos secos, mermelada. Otro de sus platos para compartir es el pollo satay, pinchos de pollo al horno con una salsa de maní hecha en La Crema y Nata, receta especial de Sáenz.

La Crema y Nata
La Crema y Nata

Creaciones preciosas

Entrar a La Crema y Nata es como entrar a una joyería, la selección de alta pastelería y viennoiserie se exhibe en vidrieras. Cuenta José que su proceso creativo para elaborar la variedad de panes y dulces es imaginarse el producto final para entonces trabajarlos, para que la comida entre por los ojos, y de el mismo gusto comerlos.

Edición Impresa