David Bisbal, en Nueva York

El cantante español David Bisbal arrancó el pasado martes su gira por Estados Unidos en el emblemático Carnegie Hall de Nueva York, con un concierto “mágico” en el que rindió homenaje a sus artistas latinoamericanos preferidos con un viaje a través del tiempo.

+info

David Bisbal, en Nueva York

“Coged el tren conmigo, empieza el viaje musical”, dijo Bisbal nada más pisar el escenario vestido con traje negro y camisa blanca, y ante un público entregado desde el minuto uno del concierto.

En esta gira “David Bisbal Acústico”, el cantante de 33 años y que cuenta con más de 60 discos de platino y de oro en España y América versiona sus canciones preferidas para mostrar un David “más íntimo”.

Así, le bastó estar acompañado con una guitarra española y sentado sobre un taburete, Bisbal levantó de sus asientos al público neoyorquino, que casi llenó el Carnegie Hall y arrancó los primeros aplausos de la noche.

“Es un sueño hecho realidad el poder tocar en un sitio como este, tan mágico”, declaró el almeriense en una entrevista a EFE antes de empezar el concierto.

En el teatro sonaron grandes clásicos del cantante como Mi princesa, Me derrumbo, Dígale, Cómo olvidar, Al-Andalus y Quién me iba a decir, con los que el público vibró.

Pero, sin duda, el Carnegie Hall se encendió cuando escuchó los primeros acordes de Ave María, el gran éxito del primer disco de Bisbal con el que consiguió situarse entre los cantantes más importantes españoles.

Edición Impresa