CANNABIS

Esencia de cannabis en perfumes de lujo

Esencia de cannabis en perfumes de lujo
Esencia de cannabis en perfumes de lujo

Apestar a hierba solía ser algo malo. Ahora los influyentes de la belleza de alta gama están adoptando fragancias diseñadas para resaltar el aroma del cannabis.

Hay uno llamado Dirty Grass, un aroma terroso de 185 dólares con 500 miligramos de aceite CBD derivado de cáñamo en cada botella. Es el último lanzamiento de Douglas Little de Heretic Parfum, la nariz detrás de las fragancias naturales de Goop.

Otro, Chronic (175 dólares), es de la marca sueca 19-69 y contiene notas de pomelo y musgo. Ambos están disponibles en Barneys New York.

Se unen a otros como Cannabis Eau De Parfum (165 dólares) de Malin + Goetz, que equilibra notas florales blancas con hierbas picantes, y Replica (126 dólares) de Maison Margiela, una oda al festival de música de Woodstock descrito con olor a “pachulí y brotes frescos”.

A medida que la marihuana gana más aceptación, tanto en la regulación legal como en la opinión pública, los creadores de fragancias están encontrando nuevas formas de trascender cualquier estereotipo.

También están sacando provecho de la locura del CBD que afecta a casi todas las industrias de consumo y ahora aparece en todo, desde champús y chicles hasta golosinas para mascotas.

Andrew Goetz, cofundador de Malin + Goetz, dice que el nombre de Cannabis Eau de Parfum de su compañía era arriesgado incluso hace cinco años, cuando fue lanzado, porque la marihuana recreativa seguía siendo mayormente ilegal. “Ahora todos están tratando de encontrar su camino y su oportunidad”. Y señala que la versión en vela (55 dólares) es un éxito de ventas.

Edición Impresa