INNOVACIóN

Glaxo y Sanofi buscan crear vacuna contra virus sincitial

Glaxo y Sanofi buscan crear vacuna contra virus sincitial
Glaxo y Sanofi buscan crear vacuna contra virus sincitial

GlaxoSmithKline Plc quiere combatir un virus que causa infecciones pulmonares graves y produce la muerte de decenas de miles de niños todos los años, con la esperanza de replicar el éxito de su vacuna contra el virus del herpes zóster.

Las vacunas experimentales contra el virus sincitial respiratorio, o VSR, son una prioridad de la unidad de vacunas de Glaxo, dijo Emmanuel Hanon, su responsable de investigación y desarrollo. Glaxo quiere llevar esas vacunas a las etapas de prueba de última fase para finales de 2020, dijo.

“Esto supone una gran oportunidad, siempre que podamos cumplir los objetivos”, dijo Hanon.

La vacuna es una pieza fundamental en las ambiciones del fabricante de medicamentos británico de ampliar el éxito de Shingrix, el tratamiento contra el virus del herpes zóster que se estima que genere unas ventas de alrededor de $1,800 millones este año.

Si bien la unidad farmacéutica de Glaxo atrae la mayor parte de la atención, las vacunas jugarán un papel más importante a medida que la compañía avanza con los planes de escindir su negocio de salud del consumidor.

La empresa quiere crecer en el ámbito de las vacunas terapéuticas, que se aplican después de que ocurra una infección, y acelerar el desarrollo de nuevas vacunas, un proceso que puede llevar 15 años, dijo Hanon.

La compañía ve la oportunidad de conseguirlo en la mitad del tiempo, en parte aprovechando las nuevas tecnologías que mejoran la respuesta del sistema inmunitario a las vacunas. “Esa es nuestra ambición. 15 años es demasiado tiempo”.

Una vacuna contra el VRS ha eludido a los científicos durante medio siglo, pero los fabricantes de medicamentos están progresando. El nuevo responsable ejecutivo de Sanofi, Paul Hudson, citó a principios de este mes una vacuna experimental contra el RSV como una de las oportunidades más prometedoras de la compañía.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, casi todos los niños han contraído una infección por el VRS para cuando tienen dos años, la cual puede provocar neumonía y bronquiolitis, infecciones de los pulmones y vías respiratorias.

Edición Impresa