SANIDAD ALIMENTARIA

Ingredientes poco seguros en cena de Acción de Gracias

Ingredientes poco seguros en cena de Acción de Gracias
Ingredientes poco seguros en cena de Acción de Gracias

Primero fue el pavo; ahora, la ensalada. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, de sus siglas en inglés) dijeron a los consumidores estadounidenses esta semana que eviten el consumo de lechuga romana porque podría estar contaminada con la bacteria E. coli, que produce la toxina shiga.

Incluso si ya tiene algo en la nevera y usted no ha enfermado, dice la agencia, tire el resto y lave y desinfecte los estantes o cajones donde estaba guardada. Los minoristas y los restaurantes tampoco deberían servir esta lechuga. Hasta el momento, se han informado 32 casos, entre ellos 13 hospitalizaciones.

La advertencia coincide con un brote de salmonela producido por pavos. Hasta el 5 de noviembre, 164 personas han enfermado con una variedad de salmonela conocida como Salmonella Reading, según los CDC.

“La oferta de alimentos tiene problemas”, dijo Bill Marler, abogado con décadas de experiencia en litigios por enfermedades transmitidas por alimentos. El número de brotes en 2018 supera con creces lo visto anteriormente.

Marler afirmó que lo más preocupante de este brote de lechuga romana es que la bacteria tiene la misma huella de ADN que la cepa de E. coli que comenzó en diciembre de 2017. “Probablemente significa que se cultivó en la misma área, contaminada por el mismo vector”.

Edición Impresa