COFRADíA

Jugar al ajedrez para olvidar la guerra en Sudán del Sur

Jugar al ajedrez para olvidar la guerra en Sudán del Sur
Jugar al ajedrez para olvidar la guerra en Sudán del Sur

Las jugadas se encadenan en un patio trasero de Juba, la capital de Sudán del Sur, bajo la luz del atardecer. Ante un pequeño grupo de espectadores Angelo Legge sortea sin esfuerzo la defensa siciliana de Deng Costa.

Se distraen por los gritos de hombres que miran un partido de fútbol cerca de allí. Vuelven a concentrarse. Deng Costa, de 28 años, está decepcionado. Angelo Legge, de 36 años y mirada vivaracha, ha ganado la partida.

Es un domingo como otro cualquiera. El club de ajedrez de Munuki (distrito de Juba), nacido en un país en guerra, obtuvo en 2018 su primera medalla de oro en un concurso internacional de ajedrez.

Angelo Legge asegura que sus compañeros le llaman “Angelo el Grande”. Aprendió a jugar cuando estudiaba ingeniería en Jartum durante la guerra de independencia del Sur. Una independencia que Sudán del Sur logró en 2011. Fue una tregua corta porque en 2013 se sumió en una guerra civil.

En su primer torneo en Sudán del Sur, en 2014, Angelo Legge terminó en tercer puesto. Para él, el ajedrez es una forma de olvidar una guerra que le impide ganarse la vida como ingeniero. “Cuando estoy frustrado juego al ajedrez, encuentro soluciones”, cuenta. “Es una forma de pasar el tiempo, y de despejar la mente”.

Edición Impresa