GASTRONOMíA

Algo Malo está pasando…

Algo Malo está pasando…
Algo Malo está pasando…

Dante, Piero y Franco Pescetto, José Jácome, Mario Naar, Diego Vallarino y Luis Picard-Ami; siete emprendedores que tienen una meta en común, romper paradigmas y dar que hablar en la escena gastronómica panameña.

“Restaurante Malo es un europeo que se fue a Nueva York y llegó a Panamá, un concepto donde la buena gastronomía y la mixología son el eje central, acompañados de buen servicio, buen vino y buen ambiente”, cuenta Dante Pescetto.

El callejón del gato

Una gigante M amarilla corona la entrada a este restaurante, las puertas son negras, uno no puede ver lo que hay dentro. Al abrirlas se entra a un callejón, donde no hay nadie con cara de malo, si no todo lo contrario. “El restaurante de estilo urbano inspirado en los callejones de Nueva York; balcones de cerca, zinc en las estructuras, madera y ladrillos. Hay un gato… un grafitti del gato Malo, el rey del callejón. “Los gatos son finos, limpios, meticulosos y comen bien, el gato observa”, dice Pescetto. Los gustos de ese gato representan el estilo de la chef Inglevis Ramírez, jefa de cocina de Restaurante Malo.

Algo Malo está pasando…
Algo Malo está pasando…

Magia para el comensal

Dice Inglevis que le gusta escuchar cuando los comensales le dicen: “Todo estaba malísimamente bueno”, al terminar de comer. Es lo que le indica que sus comensales han sentido la magia de los platos que se preparan en el contenedor del callejón, el que alberga la cocina de Malo.

El menú tiene 27 platos y cada uno de ellos plasma el orgullo, la pasión, los detalles y los sabores que ella y los siete emprendedores dueños del restaurante han diseñado para conquistar los paladares en cada bocado.

“Parte de la experiencia Malo es compartir”, cuenta la chef. Por eso, muchos de sus platos están diseñados en pequeños bocados, pero llenos de sabor.

Algo Malo está pasando…
Algo Malo está pasando…

Los platos Malos

Tienen platos para todos. Si es vegano, pida el Vegan Orgásmico, un crocante púrpura de maíz cubierto con berenjenas asadas en bbq de arce y coronado con hummus de zapallo. Si le gusta el queso pida el Jerry de Malo, queso de cabra cubierto en costra de pepitas de marañón con mermelada de pimientos de piquillo y jerez acompañado de pan tostado. Los Tres Tristes Tigres es uno de los platos más pedidos, es especial para los amantes de la carne. Son tres filetes de res a la parrilla coronados con queso brie y cebollas caramelizadas sobre pan baguette, hojaldra y tortilla de maíz panameña. De postre recomiendan un brownie de chocolate especial de la casa con helado argentino de vainilla e hilos de dulce de leche salados.

Algo Malo está pasando…
Algo Malo está pasando…

Mixología ganadora

Con solo un mes de estar abierto, ya Restaurante Malo conquistó al público con su oferta coctelera.

Participó en Cocktail Week de Panamá Week y el público escogió como ganador el curioso coctel llamado Take a Shower with Me, a base de gin, oleo saccharum, aire de lychee y jengibre y Grand Manier. Este coctel se sirve en una pequeña tina.

Otro recomendado es el The Surreal History About the Bacon, “un coctel transgresor y revolucionario, una mezcla de whisky, sabor a tocino y zumo cítrico... lo inventaron porque tenían hambre y sed al mismo tiempo”.

No ir a disfrutar el ambiente, a degustar los platos y dejarse llevar por la oferta de coctelería sería lo malo.

Edición Impresa