Mancha de aves en el cielo

Mancha de aves en el cielo
LA PRENSA/Luis García.

Cada año Panamá se convierte en un puente en la ruta de migración de millones de aves rapaces que viajan del norte al sur de América en busca de mejores climas, una vez empieza el invierno boreal en Canadá y Estados Unidos.

+info

LA PRENSA/Luis García.

Octubre y noviembre son meses de mayor actividad, períodos en los que pasan en promedio más del millón de rapaces, cuentan Ariel Aguirre, guía naturalista, y Pablo Ríos, de la Sociedad Audubon Panamá, que todos los años realiza un conteo de las 16 especies migratorias.

En 2012 contaron 1 millón 855 mil rapaces y en 2013 se registró la cifra récord de 2.9 millones.

Hay días de poco movimiento y se registran 200 o ninguna ave. El pasado 8 de octubre en la tarde solo habían contabilizado 120 aves y unas 17 mil desde el 1 de octubre cuando empezaron el conteo.

En contraste hay jornadas pico con 800 mil especies surcando los cielos.

Son días en que el cielo sobre la ciudad se llena de aves, la mancha de aves en el cielo se ve desde Loma Cová hasta donde alcanza la vista hacia el sur, describen Ríos y Aguirre desde su punto de monitoreo en la cima del cerro Ancón, el mejor sitio en la ciudad para estudiar o presenciar “el vuelo simultáneo de miles y miles de aves, uno de los espectáculos que ofrece la naturaleza”.

Espectáculo que curiosos e investigadores locales suben a presenciar cada año en el cerro Ancón. Cualquiera puede ir para aprender más sobre este suceso natural.

Edición Impresa