INVENTO

Nuevo robot cantinero prepara cualquier trago y no pide propina

En un pequeño puesto de cócteles en el centro del Barbican Centre de Londres, una multitud observa a un barman girar y agitar una coctelera llena de ingredientes para un martini de maracuyá. Los movimientos del coctelero no son tan acrobáticos como los de Tom Cruise en Cocktail, pero el nivel de espectacularidad detrás de la barra es el tipo de cosa que normalmente llenaría un frasco de propinas.

El asunto es que las propinas no son una opción aquí. Pues ¿en qué gastaría el dinero un cantinero robot?

Makr Shakr, un sistema de coctelería robótica que atiende a clientes en la exhibición AI: More than Human, de Barbican, es una creación del arquitecto italiano Carlo Ratti. Si bien comenzó como un proyecto aislado para un evento de Google en 2013, la tecnología es ahora un producto comercial vendido a través de Makr Shakr Srl, Italia.

La compañía ha entregado cantineros robots a hoteles y exposiciones en todo el mundo.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL