ANIMALES

Nuevos gigantes de Galápagos

Nuevos gigantes de Galápagos
Nuevos gigantes de Galápagos

Apiñadas bajo una roca, las pequeñas “donfaustoi” esperan a que caiga el sol para salir de la sombra. Son las primeras crías en cautiverio de una especie de tortuga gigante descubierta en las islas ecuatorianas de Galápagos.

Nada turba la calma en su corral del centro de crianza de la isla Santa Cruz, una de las tres estaciones donde el Parque Nacional Galápagos conserva a las 12 especies de estas tortugas de gran tamaño únicas en el mundo.

Estirando la cabeza desde sus diminutos caparazones, acaban de zamparse unas hojas de otoy y porotillo, dos nutritivas plantas traídas del continente a mil kilómetros, y ahora parecen haber caído en el sopor de la tarde. “Aquí se las mantiene con algo de hambre. Cuando estén en estado silvestre, van a tener hambre y tendrán que buscar alimento”, explica Walter Bustos, director del parque.

Pero todavía falta para que las liberen en su ambiente, al menos hasta que sus caparazones midan entre 23 y 25 centímetros y tengan cuatro o cinco años. El precio de la supervivencia es una infancia en cautiverio.

Cuando hace varios meses eclosionaron sus huevos incubados en el centro y salió sana la primera camada, los guardaparques se apuntaron un nuevo tanto en su cruzada conservacionista.

Estos días acaba de nacer una tercera camada, y ya suman 120 los ejemplares nacidos en cautiverio de Chelonoidis donfaustoi, la última especie identificada.

Edición Impresa