FIGURAS

Rafael Candanedo y Manuel Orestes Nieto, miembros de la Academia Panameña de la Lengua

Rafael Candanedo y Manuel Orestes Nieto, miembros de la Academia Panameña de la Lengua
El periodista y docente universitario Rafael Candanedo (izquierda) y el poeta y diplomático Manuel Orestes Ni

Dos destacados intelectuales istmeños han sido escogidos este mes como miembros de número de la Academia Panameña de la Lengua: el bardo Manuel Orestes Nieto y el periodista Rafael Candanedo.

“Además de su nueva condición, Nieto y Candanedo pasan a ostentar el derecho como miembros correspondientes de la Real Academia Española, fundada hace 300 años”, resalta una nota de prensa.

Van a llenar las vacantes del poeta Dimas Lidio Pitty (letra L) y el narrador Franz García de Paredes (letra Q).

En los primeros seis meses de 2019 deben, tanto Nieto como Candanedo, pronunciar sus respectivos discursos y en momentos distintos.

El poeta

Licenciado en Filosofía y Letras, Manuel Orestes Nieto es ganador en cinco ocasiones del premio nacional Ricardo Miró en la sección poesía, por libros como El mar de los sargazos, Nadie llegará mañana y El deslumbrante mar que nos hizo, entre otros. Ha obtenido el premio Casa de las Américas con Dar la cara y el Lezama Lima (ambas en Cuba) por El cristal entre la luz, sin olvidar que recibió la medalla Gabriela Mistral.

Fue también embajador de Panamá en Cuba y en Argentina, así como subdirector del Instituto Nacional de Cultura y director de la Biblioteca Nacional. Es el director editorial de la Universidad Especializada de las Américas (Udelas). Sus versos han sido traducidos al inglés, portugués, checo, búlgaro, yugoslavo y alemán.

El periodista

Rafael Candanedo es doctor en Lingüística Hispánica y licenciado en Periodismo, así como docente universitario, capacitador, comentarista de radio y televisión y articulista de diarios. Es dirigente de organizaciones cívicas y ha presidido entidades profesionales como el Consejo Nacional de Periodismo.

Ha sido reportero y corresponsal internacional, y ha escrito textos sobre historia del periodismo, educación, oratoria y gramática con humor. Fue jefe de información del periódico La Prensa entre 2001 a 2003, y en este medio de comunicación escrita tiene la columna semanal “La última palabra” desde octubre de 2002.

Edición Impresa