MEDIDA

Spotify sube el volumen anti Apple, el territorio del ‘streaming’

Spotify sube el volumen anti Apple, el territorio del ‘streaming’
Spotify sube el volumen anti Apple, el territorio del ‘streaming’

Parece que Bruselas será el campo de batalla en materia de streaming musical.

Spotify quiere que la Unión Europea investigue a Apple por el 30% de las suscripciones pagadas que recibe gracias a la App Store. El impuesto cae a 15% después de un año.

Si bien la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, dice que es muy pronto para afirmar que habrá una investigación, esta tendría sentido.

Spotify no es la única aplicación que reclama por la economía sesgada del iPhone, y Apple no ha hecho un buen trabajo a la hora de defender sus prácticas. Los argumentos de la compañía sueca de streaming musical se ven fortalecidos por el hecho de que Apple es uno de sus mayores competidores.

Es difícil sentir pena por Spotify. El streaming musical es un negocio turbio y despiadado y los grandes proveedores están enfrascados en el mismo enfoque tipo “el que gana se queda con todo” que ha caracterizado por años a las grandes empresas tecnológicas. Esto involucra el desembolso de grandes sumas de dinero para arrinconar un mercado, lo cual son buenas noticias para los consumidores que buscan precios bajos, pero no para los músicos.

Desde que Apple se enfrentó con Spotify en 2015 al lanzar un servicio de música en streaming, siempre ha existido la posibilidad de que las cosas se pongan color de hormiga. Apple ha sido el rostro aceptable de la distribución digital desde el nuevo milenio: creó la descarga en iTunes por 99 centavos, inventó el iPod para reproducir las canciones y convenció a los artistas más rentables para que se unieran.

Enfrentarse a Spotify en su propio feudo fue mucho menos innovador. La iniciativa del gigante californiano tuvo que ver con apuntar al mismo mercado usando el modelo de negocios que Spotify, solo que con más dinero para gastar en obtener participación de mercado.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL