PROBLEMA

Superbacterias siguen resistiendo

Superbacterias siguen resistiendo
Superbacterias siguen resistiendo

Las infecciones con superbacterias resistentes a múltiples antibióticos matan a unas 33 mil personas cada año en Europa, dijeron esta semana expertos en salud, y la carga de esas enfermedades es comparable a la de la gripe, la tuberculosis y el VIH combinados.

Un análisis del Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC, por su sigla en inglés) halló que el impacto de infecciones resistentes a los medicamentos ha crecido desde 2007, con preocupante aumento de casos de bacterias resistentes incluso a los antibióticos de último recurso -incluida una clase de drogas conocidas como carbapenemasas.

“Esto (...) es preocupante porque esos antibióticos son la última opción de tratamiento disponible”, dijo el ECDC en un comunicado. “Cuando estos ya no son efectivos, es extremadamente difícil o, en muchos casos, imposible tratar las infecciones”, agregó.

“ Esto (...) es preocupante porque esos antibióticos son la última opción de tratamiento disponible”.


Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades

Especialistas estiman que cerca de un 70 por ciento de las bacterias que pueden causar una infección ya son resistentes a al menos un antibiótico que es comúnmente utilizado para tratarlas.

Esto ha convertido a la evolución de “superbacterias”, que pueden evadir una o múltiples medicinas, en una de las mayores amenazas que enfrenta la medicina en la actualidad.

El estudio del ECDC, publicado en la revista Lancet Infectious Diseases, se concentró en cinco tipos de infecciones provocadas por bacterias resistentes a los antibióticos en la Unión Europea y en el Espacio Económico Europeo (UE/EEE).

Descubrió que cerca de un 75 por ciento de la carga de las superbacterias se debe a infecciones contraídas en hospitales y clínicas de salud - conocidas como Infecciones Asociadas a la Atención Sanitaria (IAAS).

“Las estrategias para evitar y controlar las bacterias resistentes a los antibióticos requieren coordinación a nivel de la UE/EEE y global”, dijo. Agregó que las medidas de prevención y control deben ajustarse a las situaciones nacionales.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL