TELEVISIÓN

Superhéroes de los que conviene estar muy lejos

Superhéroes de los que conviene estar muy lejos
Superhéroes de los que conviene estar muy lejos

En un mundo cautivo por las historias de los superhéroes de Marvel y DC, que la plataforma de streaming Amazon Prime Video lanzara una serie basada en otros defensores del bien, parecía una locura. Pero The Boys no solo se atrevió, sino que obtuvo un resultado sobresaliente.

La primera temporada, de ocho episodios, presenta una realidad alternativa en la que algunos privilegiados nacen con súper poderes y son, casi sin exagerar, venerados por el resto de la humanidad.

Pero como dice una popular frase del mundo de los enmascarados “todo poder viene con una gran responsabilidad”, aunque en este caso se trata más bien de grandes ganancias.

A cambio de enfrentarse a delincuentes, estas versiones más humanas de personajes como Superman, Wonder Woman o Aquaman, se dejan corromper por los lujos que reciben, tratos especiales y la aparente inmunidad al hacer casi lo que quieran.

Bien podrían pasarse una luz roja, escupir desde el techo a sus fanáticos o estar involucrados en un asesinato, pues su estatus de superestrella los protegerá.

Sí, esta serie no es más que una analogía del mundo del espectáculo, comparando a las luminarias de la música, los deportes o la motivación, con héroes de historietas.

Y es que a pesar que esta producción está basada en una serie de cómics homónima (2006 - 2012), su historia no podría ser más actual. Todo parece indicar que el mundo del espectáculo siempre se ha manejado de la misma manera.

Superhéroes de los que conviene estar muy lejos
Superhéroes de los que conviene estar muy lejos

Precisamente The Boys es una crítica a lo que hay detrás de esa vida de fantasía que llevan los famosos y que más de uno sueña con experimentar.

Su historia principal se centra en un tímido Higuie (Jack Quaid - The Hunger Games) que pierde a su novia a causa de la imprudencia de uno de estos enmascarados, y tiene que ver como la justicia jamás llega.

También están los sueños de estrellato de Starlight (Erin Moriarty - True Detective) que se van oscureciendo a medida que se da cuenta que cualidades como talento, carisma y buena voluntad, poco influyen en una industria que valora más la buena apariencia y la sumisión. Y que pesan más los “favores especiales” que puedas hacer a las personas correctas que pueden hacer que la carrera de cualquiera despegue.

Sumándole el resto de las historias de esta serie creada por Eric Kripke, Evan Goldberg y Seth Rogen, es poco probable que las similitudes con la vida real pasen por alto al espectador, que quizás se llegue a preguntar si se habla de un problema del sistema o de los fanáticos que son capaces de perdonarle lo que sea a sus ídolos.

Y a medida que la trama se desarrolla, otros elementos como la política, el dinero y el poder se van integrando, haciendo que el alcance social sea mayor.

Pero aquí no solo hay metáforas, también hay mucho entretenimiento con una historia que se desarrolla de forma rápida, altas dosis de violencia, efectos especiales y una banda sonora que combina temas como London Calling de The Clash, con The Passenger de Iggy Pop y Wannabe de las Spice Girls.

Así pues, The Boys no es solo una alternativa para los amantes de los superhéroes, sino para toda persona que busque una serie fresca y que lo mantenga a la espera de saber qué va a suceder en el próximo capítulo.

 

Edición Impresa