NEGOCIACIONES

Taylor Swift es mucho más en el mercado de la música

Taylor Swift es mucho más en el mercado de la música
Taylor Swift es mucho más en el mercado de la música

Existen pocas formas que sean mejores para que Universal Music Group (UMG), de Vivendi SA, pula su reputación antes de la posible venta de una participación que contratando a Taylor Swift.

La superestrella de la música pop anunció que firmó un nuevo contrato discográfico con Universal Music Group, que le dará un mayor control sobre su música, y que podría aumentar los pagos futuros a los artistas por la música que se reproduce en Spotify.

La empresa matriz francesa se prepara para vender el próximo año hasta la mitad del sello discográfico más grande del mundo.

El anuncio que hizo Swift en su cuenta de Tumblr de que firmó con UMG, es un buen impulso para los banqueros que están a cargo del proceso de venta. Su publicación contenía muy pocos detalles –como la duración y el valor del acuerdo– salvo un curioso elemento.

Beneficios

Vivendi aún posee una participación de alrededor del 4% en Spotify Technology SA, el gigante de streaming de música.

Prometió a la estrella pop que compartirá los beneficios de cualquier venta futura de esa participación con los artistas de sus sellos. Warner Music Group y Sony Corp., las dos mayores compañías discográficas después de UMG, hicieron algo similar.

Swift ha sido durante mucho tiempo activista para que se repartan de mejor manera los ingresos de streaming.

Oferta

A pesar de los precedentes, esta parece ser una oferta inusualmente generosa de Vincent Bollore, el multimillonario francés que controla Vivendi. Si bien compartir las ganancias puede parecer genial desde el punto de vista de los artistas, es menos atractivo para los propietarios de UMG.

Cuando Sony vendió en abril $768 millones en acciones de Spotify en la OPI de esta última, traspasó alrededor de un tercio de las ganancias a artistas y sellos, quedándose con unos $504 millones.

Se estima que la participación de Vivendi actualmente tiene un valor de alrededor de $900 millones, por lo que una proporción similar significaría entregar $300 millones a los músicos.

Si Swift lanza –hipotéticamente– tres álbumes con UMG, la compañía podría esperar de forma optimista un aumento acumulativo de las ganancias de $75 millones.

Así que, a primera vista, esto parece una promesa bastante costosa para mantener a la superestrella en su parrilla.

Sin embargo, el conglomerado francés no se comprometió con Swift sobre cuándo reduciría la participación. De hecho, el máximo ejecutivo de Vivendi, Arnaud de Puyfontaine, indicó en mayo pasado, que no tenía planes de vender las acciones en el corto plazo.

Además, la compañía dijo, al mismo tiempo, que esperaba una valoración de UMG superior a los $28 mil millones. Eso hace que sea bastante fácil aceptar un potencial impacto de $300 millones en el valor de su participación en Spotify debido a la promesa a Swift. Eso es aproximadamente el 1.1% del valor esperado de UMG.

Poder demostrar a los potenciales compradores de acciones que se reclutó a uno de los 10 artistas más vendidos del mundo debería compensarlo fácilmente.

Como señalan analistas de Deutsche Bank, solo seis álbumes en la última década han superado el millón de ventas tradicionales en Estados Unidos, en su primera semana; cuatro han sido de Swift.

Llámelo como quiera, este parece ser un negocio astuto cuando los inversionistas preguntan si UMG vale su precio.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL