SALUD

Viajeros deben vacunarse contra la fiebre amarilla

Viajeros deben vacunarse contra la fiebre amarilla
Viajeros deben vacunarse contra la fiebre amarilla

Las personas que vayan a zonas donde circula el virus de la fiebre amarilla deben vacunarse antes de viajar, recordó la Organización Panamericana de la Salud (OPS), después de la muerte de dos turistas en Brasil, epicentro del brote que afecta a Sudamérica.

La OPS, oficina regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para las Américas, reiteró su recomendación de que los viajeros internacionales deben vacunarse contra la fiebre amarilla al menos 10 días antes de visitar zonas donde circula el virus.

Además de Brasil, origen de la mayoría de los enfermos de fiebre amarilla confirmados en la región, otros seis países y territorios sudamericanos han notificado casos en los últimos dos años: Bolivia, Colombia, Ecuador, Guyana Francesa, Perú y Surinam.

“La ocurrencia de casos confirmados de fiebre amarilla en viajeros no vacunados muestra la necesidad de que los países refuercen la difusión de estas recomendaciones para los viajeros internacionales”, señaló en un comunicado.

“Los viajeros deben tomar medidas para evitar las picaduras de mosquitos y buscar atención médica si se sienten enfermos durante su viaje o al volver”, añadió.

Una sola dosis de una vacuna contra la fiebre amarilla aprobada por la OMS es suficiente para conferir protección de por vida.

Autoridades brasileñas informaron que dos jóvenes chilenos que pasaron unos días en Ilha Grande, una paradisíaca isla tropical del estado de Río de Janeiro, fallecieron por el brote de fiebre amarilla.

Brasil enfrenta el segundo brote anual consecutivo de fiebre amarilla, en ambos casos centrado en tres estados del sudeste: Minas Gerais, Sao Paulo y Río.

Al ser regiones donde la enfermedad no proliferaba desde hace mucho tiempo, el gobierno hizo masivas campañas de vacunación para evitar su expansión.

La fiebre amarilla es una enfermedad selvática y del mundo animal. Es transmitida a los humanos por la picadura de mosquitos selváticos que antes picaron a un mono infectado.

En su última actualización epidemiológica sobre la enfermedad, emitida el 16 de febrero, la OPS dijo que hasta ahora no se han reportado casos de trasmisión de humano a humano por el mosquito Aedes aegypti, vector de la enfermedad en áreas urbanas, en ningún país de las Américas.

La fiebre amarilla es una enfermedad hemorrágica viral aguda que puede resultar en la muerte. Provoca fiebre, escalofríos, fatiga, dolores de cabeza y musculares, generalmente asociados con náuseas y vómitos. Los casos severos generan insuficiencia renal y hepática, ictericia y hemorragia.

Edición Impresa