Sobre el aporte de lo clásico

La primera vez que la violinista Yuri Namkung vino a Panamá fue en 2009 como estudiante del Conservatorio de New England. Inmediatamente, le colocaron un gafete que la identificaba como “directora del departamento de Música Clásica” del Panamá Jazz Festival.

+info

Del sueño a la realidad

“Desde entonces, ha sido un salto en catapulta hasta integrarme a un programa que cada año ha evolucionado de una manera emocionante”, asegura la música nacida en Seattle, Estados Unidos.

Namkung es graduada de Psicología de la Universidad de Columbia, Nueva York, y participó en el programa conjunto de esta universidad con la Escuela Juillard, donde obtuvo una maestría en Música.

Desde la apertura del festival, el programa de cuerdas se propuso transmitir la música clásica a los participantes de los talleres para que sea “entendida e internalizada desde su historia hasta su ritmo, invitando a los jóvenes a utilizar la imaginación para escuchar cada uno de sus sonidos”, explica Namkung sobre lo impartido a más de 50 jóvenes instrumentistas de cuerdas que fueron a diario a sus talleres del festival.

Conozca más de la trayectoria de la violinista, quien debutó con una orquesta a la edad de nueve años.

Edición Impresa