TECNOLOGÍA

Ciberseguridad regional mejora, pero no es suficiente

Ciberseguridad regional mejora, pero no es suficiente
Se estima que los daños por delitos cibernéticos alcanzarán los 6 billones de dólares dentro de un año. iStock

En cuatro años (2016-2020) más de la mitad de los países de América Latina han mejorado en el campo de la ciberseguridad “al desarrollar e implementar estrategias nacionales y/o marcos legales que permiten una mejor respuesta a las ciberamenazas, incluyendo mayor protección de los datos personales de los ciudadanos”.

La conclusión se desprende del reciente informe Ciberseguridad: riesgos, progreso y el camino a seguir en América Latina y el Caribe, que evalúa el estado de la seguridad en el ámbito digital en los países latinos.

Cifras de 2017. El panorama digital panameño

4,106,771 cantidad de habitantes en Panamá.

5,280,195 cifra de abonos a celulares en Panamá.

2,376,387 personas con acceso a internet en el país.

58% porcentaje de penetración de internet.

“El crecimiento en el número de ataques cibernéticos ha suscitado un mayor interés por la seguridad cibernética en la región. Para presentar un ejemplo simple, la búsqueda de la palabra ciberseguridad en línea en uno de los motores de búsqueda más conocidos (Google) aumentó de 20 a 100. En otras palabras, el interés por saber más sobre ciberseguridad se ha vuelto popular entre los usuarios de internet en América Latina y el Caribe. Los usuarios que indagan sobre ciberseguridad en la región tienden a buscar cursos y oportunidades de capacitación en el campo. Es decir: más personas en América Latina y el Caribe son conscientes de la importancia de la ciberseguridad e investigan formas de mejorar sus conocimientos”, explica el estudio elaborado por la Organización de los Estados Americanos (OEA) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Labor por hacer e impacto de la pandemia

Las señales positivas no ocultan la necesidad de incrementar los esfuerzos para fortalecer la ciberseguridad en la región: “Actualmente, más de las tres cuartas partes de los países observados en este informe (32) carecen de los planes de ciberseguridad necesarios para la protección de su infraestructura crítica, un hecho particularmente preocupante en el contexto de la crisis por la Covid-19. La mayoría de los países de la región también necesitan capacidades más sistemáticas y eficientes para monitorear y responder a los incidentes de ciberseguridad, así como la creación de organismos centrales encargados de coordinar las actividades de seguridad informática”.

Ciberseguridad regional mejora, pero no es suficiente
De la  población  mundial con acceso a internet, menos del 50% confía en que la tecnología mejorará sus vidas. iStock

Según la investigación, en los primeros tres meses de pandemia, en la región se registró una aceleración de la transformación digital que, se estimaba, ocurriría en unos tres años. “El resultado de esta transición ha sido un extraordinario aumento de la superficie de ataque cibernético, en el contexto de un ecosistema digital de vulnerabilidades ya amplificadas que incluye más de 20 mil millones de dispositivos de internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés) conectados en todo el mundo”.

Y se amplía: “La pandemia de la Covid-19 y el incremento de la actividad digital que ha generado en la región, ha dejado aún más en evidencia las vulnerabilidades del espacio digital de América Latina y el Caribe. El Informe de Cibercrimen ThreatMetrix identificó a América Latina como un foco para el fraude en la creación de cuentas, con alrededor del 20% del volumen total”.

Que los daños por delitos cibernéticos alcanzarán unos 6 billones de dólares en 2021 y que de la población mundial con acceso a internet, menos del 50% confía en que la tecnología mejorará sus vidas, son otros apuntes del informe disponible en la página publications.iadb.org.

De Panamá, el texto indica que se comenzó a implementar un plan de ciberseguridad con la aprobación de la Estrategia Nacional de Ciberseguridad y Protección de Infraestructuras Criticas en 2013 o la Agenda Digital 2014-2019. Se detallan otros esfuerzos regulatorios en la materia y el alcance de la penetración de internet (58%) a 2017.

Hoja de ruta

“El mensaje de este informe es claro: América Latina y el Caribe necesitan hacer más para mejorar su situación de ciberseguridad”, señaló Ana María Rodríguez, vicepresidenta de sectores y conocimiento del BID. “Los hallazgos son cruciales para guiar los esfuerzos de los gobiernos de la región, especialmente ahora que la crisis del Covid-19 ha acelerado nuestra dependencia de las plataformas digitales en nuestra vida profesional y personal”.

“Este informe puede servir de hoja de ruta para los Estados miembros e instituciones interesadas que continuamente buscan formas de adaptarse a las amenazas de ciberseguridad emergentes que afectan a nuestra región”, agregó Farah Diva Urrutia, secretaria de seguridad multidimensional de la OEA.

Edición Impresa