Un desbordamiento sensorial

Un desbordamiento sensorial
Este artista une fragmentarios cuerpos de féminas ubérrimas con elementos geométricos. CORTESÍA/MM.

En la exhibición “En busca de Ennoia”, del maestro Luis Aguilar Ponce, los que toman la palabra pictórica son los acrílicos sobre lienzos en formatos grandes.

+info

Un día de colores, versos y cantosUn desbordamiento sensorial

Una característica de su obra, dice el curador y pintor Manuel Montilla, es “el desbordamiento sensual, en el que forma y color interactúan de manera mancomunada para dar una suerte de suma total sensorial”.

En la pintura istmeña, resalta Montilla, esta representación “de instancias sexuales lascivas no es muy frecuente. Generalmente, los desnudos son presentados de suerte muy laxa”.

En esta muestra, que estará en La Guaricha (David, Chiriquí) desde el 14 de febrero, a quien se le rinde pleitesía es a la erótica Ennoia, hija de Lilith, la antecesora de Eva en el Paraíso.

En esta individual, indica Montilla, se “desvelan los lazos íntimos que nos unen a la búsqueda filosofal de la carnalidad esencial, trémula, con las inquietudes de los descubrimientos de nuestra urdiembre epidérmica”.

Estas obras le recuerdan al espectador que “somos algo más que simple éter extraviado en una cosmogonía interdimensional y que estamos aquí para la vida, plena y en disfrute”. VEA 6B

Edición Impresa