DESTINOS GASTRONóMICOS

La despensa peruana

La despensa peruana
Gastón Acurio, líder de Ástrid y Gastón.

El océano Pacífico no solo sirve como vía de comercio. También alberga los más frescos insumos marinos de la apetecida cocina peruana, lo que llevó a los líderes de APEC (Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico) a tomar por asalto los restaurantes más exclusivos de Lima, Perú.

Mientras avanzaban los agitados días de la cumbre, las delegaciones abordaban raudamente los transportes oficiales y hacia los afamados restaurantes que figuran en el top de la gastronomía mundial en Lima.

El mal sabor de boca que en algunos ha dejado la victoria de Donald Trump en Estados Unidos puede disiparse con un vigoroso pisco sour, cóctel a base de aguardiente de uva y limón.

A las 10:00 p.m. el restaurante Ástrid y Gastón, en el exclusivo distrito de San Isidro, el negocio del popular chef Gastón Acurio, era invadido por autos de vidrios polarizados y furgonetas que se estacionan en la puerta, con varios guardias se seguridad.

Esa fue la rutina del fin de semana, bajo el marco de la cumbre de APEC.

“Aquí ya estuvo Christine Lagarde”, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), cuenta a la AFP el jefe de servicio del restaurante, Carlos Franco.

En Lima, la única capital latinoamericana con vista al Pacífico, los helicópteros han rondado sobre los más exclusivos restaurantes, dependiendo de quién sea el comensal. “Estamos acostumbrados a que el protagonista aquí sea la comida, pero esta semana lo ha sido el asistente”, agrega Franco.

Con su cocina de fusión, Lima es considerada por la revista Restaurant como uno de los mejores destinos gastronómicos del mundo.

La cocina peruana es una celebración de la historia y la biodiversidad del país y sus recetas tienen sus raíces en todo el mundo, como muchas en el mundo.

Edición Impresa