ACERVO DIPLOMÁTICO

La diplomacia hecha museo

La diplomacia hecha museo
La diplomacia hecha museo

Las longevas estructuras del Palacio Bolívar en el Casco Antiguo, sede del Ministerio de Relaciones Exteriores, se unieron desde ayer a la oferta museística de Panamá con piezas únicas como los documentos originales del Congreso Anfictiónico de 1826, el Tratado Torrijos-Carter de 1977 o la correspondencia de personajes como Fidel Castro, Adolf Hitler, el rey Jorge VI del Reino Unido y los papas Pío XII y Juan Pablo II.

El recorrido por el denominado Conjunto Monumental y Patrimonial del Palacio Bolívar abarca cuatro escalas principales: la Biblioteca Roberto F. Chiari, la Sala Capitular del Convento de los Franciscanos, la Sala Conmemorativa de la VII Cumbre de las Américas y el Salón de las Actas del Congreso Anfictiónico de 1826.

La diplomacia hecha museo
La diplomacia hecha museo

En otros espacios del edificio se exhiben los regalos que han hecho diferentes países a Panamá, el pasillo de las banderas (donde están los pabellones de los países con los que Panamá mantiene relaciones diplomáticas) y la muestra permanente “Los jesuitas en Panamá”.

El ir y venir por el Palacio Bolívar

El Palacio Bolívar fue construido, como el Convento de San Francisco, durante el siglo XVII y en adelante tuvo muchos usos: cuartel militar, hospital para extranjeros, sede de al menos 6 colegios y desde 2003 funciona allí el Ministerio de Relaciones Exteriores. El histórico edificio acogió también la firma de la primera ‘Constitución’ panameña en 1904.



En la Biblioteca Roberto F. Chiari se resguardan los 116 años de documentación diplomática desde que Panamá se convirtió en una república en 1903 y se exhibe contenido de la gesta del 9 de enero de 1964, el Tratado Torrijos-Carter, el discurso del presidente estadounidense Jimmy Carter por su visita a Panamá en 1978 y cartas de carácter diplomático de líderes de diferentes países.

“El archivo diplomático de la República consta de más de 15 mil documentos que han recibido los respectivos cuidados para poder exponerlos y el resto estará disponible para consulta en formato digital (...) Hay muchos documentos sobre episodios sensitivos de Panamá con el mundo. Son documentos oficiales que reposan solo aquí”, explica Enrique Avilés, director operativo del acervo histórico de la Cancillería.

La diplomacia hecha museo
La diplomacia hecha museo

En la Sala Capitular del Convento de los Franciscanos, en tanto, se cuenta cómo ese salón acogió la reunión convocada por Simón Bolívar para que Latinoamérica se consolidara por primera vez como una fuerza de naciones hermanas, luego de la independencia de España, detalla Francisco Márquez, jefe de diplomacia cultural de la Cancillería. Representantes de México, la Gran Colombia, Centroamérica y Perú participaron del encuentro.

Los actas que resultaron de aquel Congreso Anfictiónico de 1826 están disponibles en otra sala dedicada a Bolívar. En algún momento los documentos terminaron en Brasil, de donde fueron devueltos en el año 2000 y fueron restaurados por personal del Museo del Canal Interoceánico.

La diplomacia hecha museo
La diplomacia hecha museo

Mientras que la Sala de la VII Cumbre de las Américas presenta parte de la gran cantidad de información que generó el evento y muestra, por ejemplo, las sillas y mesa que usaron los presidentes Raúl Castro y Barak Obama durante su encuentro en Panamá.

Todo el periplo se complementa con la restaurada arquitectura ecléctica del Palacio Bolívar, produto de los servicios diversos que ha brindado la estructura desde que fue construida tras la mudanza de la ciudad de Panamá en 1673.

El recorrido no tiene costo y se puede realizar durante el horario de funcionamiento de la Cancillería, de 8:00 a.m. a 4:00 p.m. de lunes a viernes.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL