SEGURIDAD DIGITAL

El otro virus que llega por WhatsApp

El otro virus que llega por WhatsApp
iStock

Una situación acuciante como la que acontece con el Covid-19, es terreno fértil para los delincuentes digitales, que aprovechan el contexto complejo de la crisis sanitaria para tender sus trampas, como demuestran recientes reportes.

Por ejemplo, los ataques de phishing (mensajería digital que simula ser de una empresa bancaria o similares para tratar de acceder a tarjetas de crédito o cuentas del usuario) han aumentado considerablemente durante el último mes en el caso de los dispositivos móviles en Latinoamérica (74%), según una nueva investigación de la compañía de seguridad informática Kaspersky. “El crecimiento está directamente relacionado con los numerosos mensajes maliciosos que circulan en WhatsApp aprovechando el interés del público sobre la pandemia”, dice el informe.

‘Tips’ de seguridad

Siempre sospeche de los enlaces recibidos por correo electrónico, SMS o mensajes de WhatsApp, especialmente cuando la dirección parece dudosa.

Comprueba si el mensaje es verdadero visitando el sitio web oficial de la empresa u organización, o sus redes sociales.

Si no estás seguro de que el sitio web sea real, no ingrese ningún dato.

Otros delitos cibernéticos comunes son el robo de datos y los virus informáticos, usando como vector las noticias falsas relacionadas al coronavirus, y computadora o aparatos móviles se infectan una vez que el usuario ingresa a los links o descarga las aplicaciones alteradas por los ciberdelincuentes.

Un segmento de estos ataques se dirigen a los sistemas informáticos que son utilizados para realizar el teletrabajo en casa, una tendencia común en estos días de aislamiento, para aprovechar que muchos no cuentan con la protección que sí disponían en las empresas, describe Eli Faskha, CEO de la consultora de seguridad digital Soluciones Seguras.

“Los cibercriminales adaptan sus estafas diariamente y envían mensajes muy convincentes. En algunos países hasta hemos visto que el mismo día que el gobierno anuncia alguna ayuda económica de emergencia, aparecen mensajes maliciosos y de phishing circulando en las apps de mensajería y en las redes sociales, aprovechándose de la ansiedad de la población”, explica Fabio Assolini, analista senior de Kaspersky.

Es que los hackers no tienen escrúpulos y ven en una desgracia mundial una oportunidad de avanzar sus fines sin pensar a quiénes pueden afectar, recalca Faskha y plantea un escenario: “No están pensando que si un hospital o un sistema de salud no funciona a raíz de uno de estos ataques, la consecuencia real y directa serán las vidas que no se podrán salvar”.

La forma más efectiva para contrarrestar este tipo de amenazas es la educación a los usuarios para que duden y aprendan a identificar información falsa relacionada al coronavirus.

Edición Impresa