DANZA AéREA

Una energía con arneses

Una energía con arneses
La artista Eleonora Dall ‘Asta, directora de Panamá Aérea, realizó una demostración de danza aérea

El cuarto laboratorio de danza aérea reúne esta semana en Panamá a especialistas y actores de la escena circense, teniendo como desenlace tres demostraciones públicas en septiembre.

Panamá Aérea es la convención de artistas gustosos de elevarse del suelo, en un juego de movimiento, destreza corporal, tensión y mucha adrenalina. Es el cuarto llamado en el istmo, al que asisten 17 bailarines profesionales provenientes de ocho países. La versión 2018 estará siendo guiada por la multipremiada Lindsey Butcher, una artista británica maestra de la danza contemporánea y aérea.

Butcher estará asesorando a los 17 artistas de aerealismo y arte circense, desde hoy, con nuevas técnicas basadas en la danza vertical y el trabajo con arneses, una derivación de la danza con habilidades motoras propias de deportes extremos como el rapel y las escaladas.

La artista exponente, actual directora de la compañía de danza Gravity & Levity, estará durante 10 días compartiendo sus conocimientos en los ensayos y sesiones de creación, como rige en la propuesta del laboratorio intensivo creado por La Tribu Perfomance desde 2015 y que tendrá su exponencia en lugares alejados de los formalismos, específicamente en exteriores que usualmente cumplen funciones distantes del arte.

Selección 2018

Los artistas que vienen son Gabriel Coelho (Brasil), Ana Prada (Colombia),  Camila Hernández (Ecuador),  Glorimar Sierra (Puerto Rico), Sara Martin Hernández (Panamá/España), Maykeli Castro (Panamá/Venezuela), Eleonora Dall’Asta (Italia/Panamá), Diana López Soto (México/Canadá). También están las costarricenses Ana Lorena Corrales, Andrea Rodríguez Antezana,  Paula Rodríguez Antezana, Diana López Soto y Dilany Chavarría y los panameños  Aixa Góndola, Ana Delia Gudiño, Ana María Suárez, Moisés García y Ximena Eleta.



Butcher, apasionada de la combinación de danza con disciplinas aéreas, en la búsqueda de intensificar las posibilidades en el escenario abierto, creará en conjunto una coreografía, constituida como resultado y la prueba final del laboratorio.

Fue Eleonora Dall’ Asta, fundadora y directora de Panamá Aérea, quien postuló a Butcher como anfitriona del entrenamiento para Panamá Aérea 2018. Decidió traerla al laboratorio después de pasar por sus clases, hace nueve años, en la Escuela Nacional de Circo en Inglaterra. “Cuando Lindsey fue mi maestra, inmediatamente me enamoré de su técnica y forma de enseñanza. Siempre estuve pensando en traerla a Panamá y ahora es la mejor ocasión. Es un honor tenerla aquí”.

Una energía con arneses
La artista Eleonora Dall ‘Asta, directora de Panamá Aérea, realizó una demostración de danza aérea

Muestras finales y gratuitas

Una vez culminadas las dos semanas de exploración y ensayos, utilizando las técnicas de la danza vertical, los bailarines seleccionados ofrecerán espectáculos gratuitos.

El primero ocurre en la Casa de la Cultura de España en Panamá -Casa del Soldado- en el Casco Antiguo, el martes 4 de septiembre, a las 7:00 p.m., donde también se creará un clima para un conversatorio con la entrenadora de la actual versión del Panamá Aérea.

“Hablará un poco de sus 35 años de trayectoria como artista y cómo utiliza la danza vertical en varios aspectos y ambientes”, resume de la ansiada intervención Dall'Asta.

En tanto, para los organizadores, los días de mayor expectación son el sábado 8 y domingo 9 de septiembre, por primera vez un espacio del food court o sección de restaurantes del centro comercial de Altaplaza estará adaptado para realizar una sesión de resultados conjuntos de la danza vertical y maniobras con arneses.

El 8 de septiembre, el espectáculo planeado para las 4:00 p.m. incluirá un conversatorio con todos los aerealistas participantes. “Le daremos voz a las aerealistas internacionales y nacionales para que puedan hablar de la danza aérea y su evolución en sus respectivos países y, así mismo daremos pie a una sesión de preguntas y respuestas con el público”, adelanta la directora del Panamá Aérea.

El evento del domingo se basa en una sesión demostrativa exclusiva a partir de las 5:00 p.m. Se calcula la presencia de cientos de espectadores.

A Dall’Asta más que el espectáculo en su momento ofrecido desde un sitio novedoso, le resulta atractiva la idea, de estampar un recuerdo memorable en los asistentes. “Creo que las personas que podrán presenciar las muestras finales, cada vez que pasen por allí en el futuro, siempre se recordarán de ese momento bonito y peculiar, de haber visto volar a tantas aerealistas en espacios no convencionales”.

La danza aérea, como su énfasis en la verticalidad, además es un espectáculo “muy real”, recalca la artista pues al carecer de bastidores toda la secuencia se muestra segundo a segundo sin máscaras frente a sus espectadores, lo que añade un valor único a la presentación. “Aquí todo se ve”, dice la artista de la esencia honesta del show de destreza y movimiento.

Sobre la seguridad del show, tanto para los artistas como para el público, Dall’Asta, explica que hubo previas inspecciones técnicas con ingenieros, tanto en el centro comercial como en la Casa del Soldado, para colocar los puntos de anclajes que servirán de soportes a las cuerdas y sus arneses, desde donde se suspenderán los cuerpos danzantes para las tres intervenciones.

Edición Impresa