Una energía colectiva

Una aproximación a las técnicas del circo contemporáneo, fusionada con la dramaturgia y la danza, ha dado como resultado el espectáculo Márgenes para el encuentro: los recuerdos también caducan, una coproducción escénica entre Costa Rica, España, Panamá y Argentina, dirigida por el coreógrafo español Fernando Hurtado.

Sobre el proceso de creación de esta obra, Hurtado comenta que, aunque es él quien funge como director, “es un proyecto que es más en común que otra cosa”. También señala que por la naturaleza de la propuesta le ha “resultado complicado unificar criterios dado que cada cual tiene su propia forma de trabajar y ver las cosas”.

Referente al fondo musical, Hurtado explica que “fuimos haciéndola todos los días, ya que cada artista participó activamente en la creación conjunta de la pieza, cuidando siempre de incluir elementos que le proporcionaran peso al espectáculo a nivel coreográfico”.

Para Eleonora Dallasta, de La Tribu Performance, la experiencia ha sido gratificante. “Nosotros (Héctor Carrasco y yo) somos un grupo que tenemos nueve años de trabajar en Panamá y nos dedicamos al entretenimiento comercial. Este trabajo ha significado abrirnos más sinceramente para la creación de este proyecto que combina teatro, danza y acrobacia”.

Galindo señala que, teniendo en cuenta el resultado final, la obra “es un espectáculo sincero y real, por eso define muy bien el concepto de identidad”.

“Se ha tratado de un aprendizaje para todos, del que ha salido un montaje con mucha energía y movimiento, pero con altibajos emocionales de forma que el público va a poder sentir toda esa fuerza y al mismo tiempo involucrarse en un nivel íntimo y muy interesante”, explica el director. “Al final de las cuentas, somos cuatro países, dándonos estos márgenes para ver hasta qué punto nos acercamos”, concluye.

Los boletos están de venta en Diablo Rosso, en la Academia de Danza Steps y en la taquilla del teatro.

Edición Impresa