ESTILO DE VIDA

La etiqueta navideña

La etiqueta navideña
La etiqueta navideña

La cena de Navidad es para muchos un momento ineludible y, en algunos casos, irrepetible.

Hay cenas informales y otras que no lo son tanto, pero ello no significa dejar de lado la etiqueta y descuidar los modales ante nuestros seres queridos.

La etiqueta es un elemento indispensable para brindar un orden que facilite un ritmo en el que una fiesta se torne en un éxito.

Tres de los elementos que deberíamos tener presente en esta clase de momentos son: el recibimiento a los invitados, la atención a los comensales y despedirse de ellos con alegría de que hayan pasado por su casa.

Por otro lado, deberíamos organizar la cena con una semana de anticipación y la persona invitada, a su vez, debe responder al anfitrión.

Preferiblemente, se debería invitar a personas que se conozcan entre sí, para llevar una conversación fluida durante la velada.

Asimismo, deberíamos tener una idea concreta de cómo será la fiesta que queremos realizar y comprar lo necesario para el evento.

La asesora de etiqueta Cindy Pereira nos brinda unos consejos para hacer que la velada navideña sea recordada en la posteridad por los invitados a la velada.

La etiqueta navideña
La etiqueta navideña

Crea el ambiente

En el salón de estar, debemos procurar un ambiente relajado donde los arreglos y las decoraciones serán los protagonistas de la cena.

Para amenizar la velada, es recomendable poner adornos como pequeños árboles de Navidad e imágenes de Papá Noel y poner colores como el verde, el rojo y borgoña.

Los detalles personalizados también dejan huella. Por ejemplo, se puede personalizar cada asiento del comedor asignando cada uno con el nombre del comensal.

En cuanto al resto, debemos rodear las paredes de aromas navideños como el árbol de pino o la canela, que no se entremezclen con el olor de la comida. Otro elemento es la música, así que hay que procurar una lista temática de canciones.

La etiqueta navideña
La etiqueta navideña

A la hora de comer

Cindy Pereira advierte que durante la cena nunca se deben hablar temas candentes como la política o la religión, ya que se espera un ambiente de paz.

Además, se deben evitar comportamientos como pasarse en bebidas alcohólicas, comer con la boca llena o alzar el tono de voz.

Por otro lado, el champán se debería servir a la hora del postre, ya que es el momento más propicio para brindar con familia y amigos.

La especialista nos recuerda con estos consejos que el protocolo y la etiqueta son nuestros mejores aliados para estas fiestas tan especiales y significativas.

Edición Impresa