ATRáS BARRERAS

Para expandir los límites entre la danza y el teatro

Para expandir los límites entre la danza y el teatro
Para expandir los límites entre la danza y el teatro

En las artes escénicas contemporáneas se ha perdido, opina el dramaturgo Diego Fernando Montoya, “los límites entre las diversas disciplinas y el concepto de género. Existen todavía muchos rezagos, hay autores o directores que siguen proponiendo un teatro del siglo XIX”.

Este maestro colombiano, responsable de Apuntes sobre los amores ridículos, lo nuevo de la compañía de danza aérea y contemporánea Gramo Danse, establece que han casi desaparecido esas barreras que separaban al teatro de la danza.

Esa no es ahora la discusión, piensa. “De lo que se trata es de producir un estremecimiento, construir una experiencia, permitir que el fenómeno teatral suceda, sin que importe si se trata de danza o de teatro. Ese complejo, esa necesidad de un territorio excluyente, ha sido superado. ¿Qué hacía Pina Bausch, teatro o danza? ¿Cómo definir el teatro de Tadeusz Kantor? El verdadero arte no es una mímesis de la realidad ni de su realidad. Esa es una de las funciones del arte: cuestionar la realidad para expandir sus límites”.

Creadores

Son seis intérpretes los que participan de este montaje y todos forman parte de Gramo Danse: Leonardo Bermúdez, Ximena Eleta de Sierra, Moisés García B., Aixa Góndola, Virginia Méndez Valladares y Katherine Ocampo. Mientras que Diego Fernández Montoya realizó tres obras previas en Panamá: ‘El mito de la gravedad’, ‘Esos que siempre fuimos otros’ y ‘Wayra, el marinero y el chamán’.



Para este creador, lo fundamental del teatro es la actuación, o sea, “que alguien se separe de los otros y ejecute algo frente a esa mirada. El teatro no tiene nada que ver con argumentos, la fábula o con narración. El relato teatral es la actuación, que está impregnada de intensidades. La idea del teatro como el vehículo para relatar una ‘historia’ es un invento posterior, no su naturaleza, un intento de domesticación”.

Los grandes temas

Los temas de los Apuntes sobre los amores ridículos, que se presenta el viernes 24 de agosto, a las 9:45 p.m. y el sábado 25 de agosto, a las 5:00 p.m., son el amor, el desamor, la soledad y “la imposibilidad del encuentro entre los seres humanos, la incomunicación, el absurdo o lo ridículo de nuestros comportamientos amorosos, los rituales de ‘apareamiento’. Siempre son los mismos temas en la historia del teatro, y un poco el mismo procedimiento: el teatro solo puede suceder en lo anómalo. Eso es Apuntes sobre los amores ridículos, la expresión en el cuerpo de la anomalía de nuestros comportamientos afectivos”.

Esta obra, en principio, la gestó como parte de un proceso pedagógico. “Experimenté con mis estudiantes, en un entorno académico en el que la formación actoral pasa por lo stanislavskiano, la posibilidad de construir una experiencia teatral por fuera de lo canónico. La labor de un maestro en artes es mayéutica, que debe ser un guía y un provocador, no un instructor. Eso intenté y el resultado fue una primera versión de la obra, que se presentó en Colombia”.

Edición Impresa