Una fábula busca la reflexión

“Esto debería estar en todas partes y no quedarse en la sala”, comentó Julia después de haber visto el documental La Fábula, en el Teatro Amador.La espectadora fue una de las 580 personas que llenaron el teatro ubicado en Santa Ana, el miércoles pasado cuando se estrenó esta película.

+info

Sobre identidad y patrimonio

Con aquella frase, Julia se refería al documental del periodista argentino Guido Bilbao y el realizador panameño Enrique Castro Ríos, que muestra una mirada crítica sobre lo que hacen los gobernantes con los “huevos de oro” de Panamá. Los autores hicieron una analogía de los sitios de patrimonio histórico: los fuertes de San Lorenzo y Portobelo (Colón), el conjunto monumental de Panamá Viejo y el Casco Antiguo de la ciudad, con el cuento alemán de la gallinita de los huevos de oro.

La risa, los silencios y los aplausos fueron las reacciones del público, que durante 47 minutos escucharon las voces del abogado Miguel Antonio Bernal; el director de Icomos Panamá, Sebastián Paniza; el escritor panameño Álvaro Menéndez Franco; la historiadora Ana Elena Porras; el presidente de Fundación Almanaque Azul, Mir Rodríguez y la seis veces campeona de surf, Samantha Alonso, en otros.

Mientras que la voz que narra la historia de La Fábula es la de Lilo Sánchez, vocalista de Señor Loop, banda que además musicalizó el documental.

En nombre de Fundación Calicanto, que produjo el documental, Hildegard Vásquez agradeció al artista Jonathan Harker, a la comunidad de surfistas de Panamá, a El Kolectivo y a Señor Loop, así como a TVN y a La Prensa, quienes ofrecieron material que fue utilizado como parte del contenido de este proyecto.

Edición Impresa