VIDEOJUEGOS

El fenómeno de Fortnite

El fenómeno de Fortnite
El fenómeno de Fortnite

Desde su lanzamiento en 2017, Fortnite generó una fiel legión de seguidores, que se quedó enganchada con la dinámica flexible del videojuego. Sus diferentes modalidades de interacción, que otorgan al jugador la libertad de crear sus propias reglas dentro de su mismo universo, han sido la clave de su triunfo.

En la actualidad, hay dos modelos predominantes de Fortnite –que fueron desarrollados en los laboratorios de la empresa Epic Games–: Fortnite Salvar Al Mundo y Fortnite Battle Royale.

Fortnite Salvar Al Mundo fue la primera versión de Fortnite y se propuso ofrecer aquellas cosas que los jugadores aspiran encontrar en estos juegos: mejores estructuras (edificios y demás instalaciones del sitio donde se desarrolla la acción) y mejores armas (gran poder de fuego) para los personajes.

No obstante, Epic Games fue más allá. Diseñó un modo creativo en el que el jugador tiene libre albedrío: puede crear una isla propia y definir cuáles serán sus misiones y batallas, y qué personas lo acompañarán desde sus consolas a formar parte de la experiencia virtual que creó.

El fenómeno de Fortnite
El fenómeno de Fortnite

El concepto de Fortnite

Antes de que la primera e importante versión de Fortnite fuese enteramente de pago, se puso a disposición del público de manera gratuita. Recibió más de 10 millones de visitas en las primeras dos semanas de existencia.

El hito alcanzado acrecentó su valor dentro del mundo de los jugadores de videojuegos, al punto de que a la fecha tiene más de 125 millones de jugadores conectados.

Una de las innovaciones que más impresionó a los usuarios es la capacidad de integrar a más de 100 jugadores al mismo tiempo.

Fortnite implementa una dinámica similar a la de la película Los Juegos del Hambre, en la que el jugador tiene que matar al resto de los personajes para salvar su vida y ganar la partida.

Y es este sentido de competitividad lo que para unos se convierte en una aventura virtual apasionante, y para otros es un síntoma preocupante de la normalización de la violencia en los videojuegos, cuya industria está siendo cada vez más accesible a edades más tempranas.

Datos de Fortnite

125 millones de jugadores en el mundo de Fortnite 10 millones de personas utilizaron la primera versión de Fortnite en sus primeras dos semanas.



Para la experta en videojuegos Ana Carolina Rodríguez, cuyos sobrinos son activos jugadores de Fortnite, los videojuegos no son responsables del comportamiento violento de las personas. Afirma que estos refuerzan habilidades como la mejora de la concentración y otras de índole psicomotriz.

Rodríguez considera que el éxito de Fortnite se debe a una campaña intensa de mercadeo, a través de la venta de mercancía específica del videojuego traducida en juguetes o bolsas secretas conocidas como blind bags, que contienen figuras coleccionables del videojuego en su interior.

“Crearon tanto mercadeo que el impacto es comparable a juegos históricos como Minecraft. Al igual que este juego, Fortnite llega a una audiencia potencial de múltiples edades y características y supieron sacarle partido a eso”, apuntó.

Una de las claves del éxito de Fortnite es precisamente su habilidad creativa, unir aquellas características representativas de videojuegos como League of Legends o The Legend of Zelda, entre otros.

El fenómeno de Fortnite
El fenómeno de Fortnite

El furor es tal que incluso se organizan mundiales de este popular videojuego, en los que participan jugadores de todo el mundo que se reúnen en un estadio de la ciudad estadounidense de Nueva York, y en los que se reparten cientos de millones de dólares entre los que resulten ganadores.

En la segunda edición del torneo, celebrada a finales de julio pasado, el joven estadounidense Kyle Bugha Giersdorf, de 16 años, logró hacerse con un premio de $3 millones tras coronarse como “el mejor jugador de Fortnite”.

Consultado sobre la forma en que invertiría su cuantioso premio, Giersdorf comentó a la cadena deportiva ESPN que invertiría su dinero responsablemente. “No voy a hacer nada tonto con él, de verdad”, indicó.

Giersdorf, sin embargo, dijo que usará una pequeña fracción del dinero para comprarse un nuevo escritorio que le permita seguir manteniendo su racha con el Fortnite.

El fenómeno de Fortnite
El fenómeno de Fortnite

Sus puntos en contra

Muchos padres de familia, así como especialistas en psicología infantil y juvenil, han manifestado su preocupación por el carácter adictivo y violento de Fortnite.

Como resultado de estas advertencias, varias acciones se llevan a cabo, como una petición en línea –colgada en la página web change.org– que solicita la abolición de Fortnite.

“Todos conocemos a algún ser querido que ha sido corrompido por este juego. Fortnite es la causa del fin de muchas relaciones y amistades, al punto que la persona que lo juega se pierde a sí misma”, señala en uno de sus párrafos la petición, que lleva más de mil 540 firmas.

Fortnite también está en el ojo del huracán entre los especialistas de la salud mental, en tiempos en que la Organización Mundial de la Salud añadió la adicción a los videojuegos como un trastorno, en su edición más reciente de la Clasificación Internacional de Enfermedades.

Algunos de los síntomas de quienes padecen este tipo de adicción son el aislamiento de familiares y amigos, la pérdida de interés en aquellas otras cosas que le gustaban y la prevalencia del videojuego en su vida diaria.

Para evitar caer en este panorama, los psicólogos recomiendan a los padres de familia limitar las horas que los jóvenes utilizan este tipo de videojuegos, y desarrollar otras actividades que estimulen las habilidades cognitivas de los niños para que tengan un pleno desarrollo físico y emocional, mientras disfrutan moderadamente de un juego que llegó para ser inscrito en las páginas de la historia de la industria mundial de los videojuegos.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL