Una feria y sus recreaciones

Una feria y sus recreaciones
Áreas de ventas de flores y de ganado.

Las filas superaban los 50 metros de distancia, la brisa no dejaba descansar el polvo que se elevaba hasta vacilar a los presentes, mientras que el Sol no le daba tregua a nadie. Eran las 3:00 p.m.

Este panorama no fue inconveniente para que el público, que incluía infantes, niños, adolescentes, adultos y adultos mayores, desistiera de entrar a la LV versión de la Feria Internacional de La Chorrera.

“Mami, yo quiero subir a tres aparatos”, conversaba un niño como de unos cinco años agarrado de la mano de su madre, quien le contestaba con la cabeza que sí.

En este tipo de eventos no pueden faltar los vendedores ambulantes que expiden gorras, juguetes luminosos, llaveros, vasos, tazas con mensajes de amor, sandalias, vestuarios típicos, sortijas, etc.

En otros puestos está la oferta culinaria que incluye arroz frito, papas fritas, pollo asado, yuca, arroz con pollo y ensalada de papa, por mencionar algunas opciones. Además están las conocidas carnes en palito y chorizos.

Mientras que en el apartado de los postres hay cocadas, manjares, bocadillos, manzanas acarameladas y helados de pipa, entre otros.

Siguiendo por otros rincones de la feria, se encuentra el área del ganado y el renglón de las flores, tanto para adornar su hogar como para plantas medicinales.

Todos los presentes hacen una parada obligatoria en cada uno de estos puestos de venta. Y por supuesto, no desaprovechan para sacarse una foto con sus familias.

Un área que siempre está repleta es la de los juegos mecánicos, como la montaña rusa, el martillo y el barco pirata. Y para los pequeños de la casa, la oferta incluye el clásico carrusel y el helicóptero, entre otros.

Como es usual, también diferentes empresas públicas y privadas promocionan sus servicios.

La feria finalizará este domingo 1 de febrero. El costo de entrada es de $2.50 adultos, mientras para los niños y jubilados es de $1.25.

Edición Impresa